PAN propone abrir Pemex con cambios a Constitución

19/07/2013

Gustavo Madero promete que no se venderá ni un tornillo de la paraestatal, pues piden apertura, no privatización.

Al margen del Pacto por México, el Partido Acción Nacional (PAN) presentó una iniciativa que modifica los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos con el fin de que el capital privado nacional y extranjero entre a la industria petrolera.

En la sede nacional panista, Gustavo Madero Muñoz, dirigente nacional del partido, acompañado de los coordinadores parlamentarios Jorge Luis Preciado, del Senado, y Luis Alberto Villarreal, de la Cámara de Diputados, aseguró que esta iniciativa es de “gran calado” e intenta fortalecer al sector energético del país.

“Es apertura, no privatización. No vamos a vender ni un tornillo de Pemex, ni una refinería, ni un pozo”, aclaró el líder panista al señalar que ya empezó a cabildear con otras fuerzas políticas la iniciativa, de la cual dijo que “es ambiciosa y no cosmética”.

La iniciativa panista de modificación constitucional será presentada formalmente a la Comisión Permanente del Congreso el miércoles 31 de julio, bajo la óptica de generar crecimiento económico, competitividad, generación de empleos y la “independencia energética”.

Para modificar la Carta Magna se requiere una mayoría calificada de dos tercios de los legisladores, es decir de 66 por ciento. Se le preguntó a Madero si el PAN, en alianza con el PRI, el Partido Verde y Nueva Alianza podría sumar esfuerzos para sacar adelante la iniciativa, pero atajó: “La aritmética sí alcanza, pero eso no sería el objetivo.

“Que los ciudadanos sepan que el PAN hará todo lo necesario para que esta reforma finalmente se apruebe en el Congreso”, dijo Madero Muñoz.

El dirigente panista destacó que ha platicado con la izquierda, particularmente con el PRD, para tratar de convencerlos de los beneficios de abrir la industria petrolera al capital privado y así alcanzar la “independencia energética”.

El líder del PAN comentó que la iniciativa en materia energética “es la más audaz, mientras que la del PRD es la más conservadora”.

“Hidrocarburos serán del país”

Gustavo Madero aclaró que antes de avanzar con otras fuerzas políticas en la aprobación de la reforma energética se tendrá que aprobar una reforma político-electoral.

Así, el líder nacional panista expuso que la reforma energética parte del supuesto de que serán cumplidas las condiciones del anexo al Pacto por México, en especial en lo que respecto a la aprobación de una reforma política.

Al preguntársele por qué presentan esta iniciativa al margen del Pacto por México, Madero Muñoz aseveró que dicho instrumento de concertación “sólo es el piso, no el techo” de los acuerdos.

En cuanto a la propuesta energética, Gustavo Madero reiteró que la propiedad de los hidrocarburos seguirá siendo de la nación y que Petróleos Mexicanos continuará como una empresa propiedad del Estado mexicano.

Sin embargo aclaró que se pretende que la paraestatal compita con empresas privadas y asociaciones público-privadas en la exploración, producción, transportación, refinación y petroquímica mediante esquemas de concesión y así el Estado pueda fortalecer la empresa paraestatal.

“El modelo de la industria petrolera mexicana está agotado, es un modelo inviable e insostenible que necesita ser reformado de fondo para que vuelva a ser productivo”, consideró.

Es por ello que planteó que una reforma energética de “gran calado” es la única que puede permitir superar deficiencias y debilidades y convertirlas en oportunidades de crecimiento, desarrollo y competitividad.

“Impulsaremos de manera decidida el desarrollo de inversión en energías renovables que permitan la entrada de energías limpias con el fin de cuidar, también, el medio ambiente”, explicó Madero.

Asimismo, destacó que se impulsará la inversión en la generación de electricidad, para que sea más accesible a partir de la competencia.

Respecto de la entrada del capital privado nacional y extranjero en el sector petrolero, el coordinador de los diputados panistas, Luis Alberto Villarreal, dijo que este último podría llegar hasta 49 por ciento en la extracción de crudo, refinación, petroquímica y distribución.

Con esta propuesta consideró que se rompería el “monopolio de Pemex” en la venta de gasolinas y habría distintos expendedores de energéticos para el consumidor, según agregó el senador Jorge Luis Preciado.

Se apuntó que el modelo de Pemex ya está agotado y se puntualizó que la iniciativa panista propone una asociación pública-privada de capital que aumente la inversión en el sector energético.

Siete ejes

En la presentación de ayer, el panismo basa una posible reforma al sector energético en siete ideas centrales.

En la introducción, los panistas destacan el agotamiento de Cantarell y la necesidad de desarrollar nuevas fuentes de petróleo, para lo cual reconoce que se requiere una inversión de 50 mil millones de dólares al año, lo cual “excede con mucho la capacidad de inversión del gobierno mexicano”.

Por lo tanto, proponen 1) que la propiedad de los hidrocarburos naturales siga siendo de la nación, pero no del operador (Pemex y otros). Además, se establecerá que la renta petrolera es de todos los mexicanos y que el Estado la traduzca en beneficios concretos para todos los mexicanos.

2) Proponen que Pemex siga siendo una empresa propiedad del Estado mexicano. No se privatizará, pero se fortalecerá con recursos para su modernización operativa y tecnológica.

3) La operación se abrirá a la competencia a través de un régimen de concesiones para la exploración y producción de hidrocarburos (petróleo, gas, shale gas y shale oil) donde participarán Pemex, empresas privadas y empresas público-privadas.

4) Refinación, Petroquímica y Transporte se abrirán a la competencia, con la participación de Pemex y empresas público-privadas o empresas privadas.

5) Se establece a la Comisión Nacional de Hidrocarburos como ente regulador de la exploración y producción, así como ente auditor de la producción y se establece a la Sener como rector de la política energética.

6) Pemex y todas las instituciones del sector deben promover el desarrollo de proveedores nacionales.

7) Sustentabilidad como objetivo central. Luchará contra el cambio climático, se promoverá el gas natural como combustible y se impulsarán las energías renovables.

Excélsior

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio