Promete

10/02/2011

Desde el momento en que sus jugadores salieron a calentar previo al partido, El Chepo se pudo dar cuenta que sería un partido más de local, inadmisible hubiera sido para los más de 50 mil aficionados, si el debutante técnico no cumplía con su única exigencia: que El Chicharito iniciara.

Y José Manuel de la Torre les cumplió y junto al delantero del Manchester United también arrancaron los otros cinco mexicanos que hicieron el viaje desde Europa. Atrás quedaron las palabras del mismo entrenador de que llamaría a los que mejor ritmo de juego tengan, no sólo los llamó, fueron titulares. Pero en el Georgia Dome nadie cuestiona esa decisión, estos aficionados quieren que a cambio de sus 60 dólares (costo promedio de cada boleto) en la cancha estén los que mejor espectáculo puedan ofrecer. El Chepo volvió a cumplir, la movilidad y velocidad de Gio, Barrera y Pacheco prometía espectáculo.

Del rival, poco había que decir antes del juego, sin su estrella Edin Dzeko y con solo 15 jugadores convocados, sus únicos cuatro defensas y dos delanteros iniciaban, por lo que una lesión de estos hacía pensar en un cambio de estrategia inmediato e inminente por parte de Susiç.

Con nueve de los once titulares rescatados del pasado Mundial, De la Torre también le daba gusto a los federativos, haciendo pesar el término que han usado con bastante frecuencia desde antes de su nombramiento, continuidad. El público hacía su partido desde el primer minuto, aplaudiendo las faltas que el árbitro estadunidense Jair Marrufo pitaba a favor de los mexicanos, y repudiando las que iban en contra de los de verde, por más evidentes que estas fueran.

La primer oportunidad real del partido fue de los bosnios, pero primero Moreno, y después Aguilar salvaron con atinadas barridas, para que minutos más tarde fuera Corona el que evitara el primer gol de los europeos, tras un disparo raso.

Los mexicanos intentaron responder con un pase largo de Pacheco, el que más intentó mostrarse en los primeros minutos, hacia Gio, quien controló se desmarcó y cerca estuvo de anotar el primero. Da gusto ver que los pocos minutos que tuvo el mediocampista en el Tottenham no le han restado talento. Pero esos dos toques prometidos por el técnico debutante durante la semana se vio muy poco en el sector ofensivo del equipo mexicano, tan fue así que los otros dos avisos cercanos, fueron gracias a los disparos a distancia de los laterales Aguilar y Salcido.

Pero hubo dos constantes en el primer tiempo, una casi total desaparición del Chicharito (tuvo la más clara al final de la primera mitad), y en sector defensivo una preocupante separación entre la línea de cuatro con Torrado y Castro, regalándole mucho espacio a Musimovic e Ibisevic, por suerte para El Chepo y su equipo, el espigado delantero del Hoffenheim caía constantemente en posición adelantada.

No tardó en aparecer El Chicharito, cuando en el 46 recibió falta en el área y el mismo pidió cobrar el penal. Cayó el primer gol en la era del Chepo, no de la manera mas limpia, tras la falla en el penal cobrado por Hernández, el primero; sin embargo, el más confuso parecía ser el arbitro central Marrufo, pues tenía todas la intención de repetir el cobro del Chicharito tras un evidente adelanto del portero Hasagic. El estadunidense, tras unos segundos de duda, decidió aplicar la regla no escrita de “falta sobre gol, es gol” y así Hernández festejaba.

Con ese primer gol se abrieron los espacios en la defensa balcánica, mismos que serían aprovechados por la velocidad mexicana. El esfuerzo de Pachequito en la primera parte, traería sus beneficios en la segunda, el del Atlas en contragolpe conseguía su primer gol con selección mayor. De seguir en el nivel podría convertirse en un cómodo problema para El Chepo ante la disyuntiva de llevarlo a Copa Oro o dejárselo al Flaco Tena para Copa América.

En el primer cambio que realizó Chepo dio salida a Gio e ingresó a De Nigris, y 15 minutos después salió Pacheco para que ingresará El Avión Calderón, sin modificar esquema, pero si perdiendo intensidad en su cuadro. Ya con el resultado amarrado, ingresaron los regios campeones Pérez y Zavala. Así fue el debut delChepo, tranquilo en la segunda mitad, con el apoyo del público por 90 minutos, y con el único sobresalto real viniendo desde las tribunas, cuando un espontáneo decidió armar su show.

Milenio

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio