Reconocen que fueron comentarios inadecuados

4/02/2011

El responsable de la emisión dice que sus bromas están “centradas en estereotipos nacionales” y que “nunca ha existido malicia” en los comentarios realizados en el show.

A cuatro días de haber transmitido el programa Top Gear, en el que sus conductores hicieron comentarios mordaces sobre los mexicanos y tras la polémica generada entre el cuerpo diplomático de México en Gran Bretaña, así como en las redes sociales, la cadena televisiva BBC ofreció una disculpa, mediante una carta firmada por el productor del programa, al embajador de México en el Reino Unido, Eduardo Medina Mora.

El productor de la emisión, Andy Wilman, ofreció, a través de la misiva, sus disculpas al diplomático por los comentarios que se hicieron sobre él y los mexicanos; explicó que este tipo de comedia es parte del contenido que usualmente se maneja en la emisión y que “la audiencia que acostumbra ver el programa se encuentra bien familiarizada con esta práctica”.

“Queremos ofrecer una disculpa a todas las personas que pudiéramos haber ofendido”, se puede leer en la misiva, “las bromas centradas en los estereotipos nacionales son parte del humor que se maneja en Top Gear y constituyen una parte importante del sentido del humor que caracteriza a nuestro país”.

“Nuestros propios comediantes frecuentemente se mofan de la mala cocina británica y sobre lo malo que somos para el romance; también nosotros bromeamos sobre la desorganización y dramatismo de los italianos, la arrogancia de los franceses y la organización excesiva de los alemanes. Cuando lo hacemos, efectivamente solemos ser groseros y pesados pero nunca ha existido malicia en nuestros comentarios”, añade el productor.

Fue el pasado 30 de enero cuando los conductores Jeremy Clarkson, Richard Hammond y James May presentaron un automóvil de la marca Mastretta, al cual nombraron como “Tortilla”. La tercia dijo que los coches tienen características de la nación de procedencia.

“Los autos mexicanos sólo van a ser flojos, irresponsables, flatulentos, con sobrepeso, y van a estar recargados contra una barda, dormidos, viendo un cáctus, cubiertos con una sábana con un agujero en medio usándolo como abrigo”, comentó Hammond.

Aunque el embajador, Eduardo Medina, exigió, tanto a la cadena televisiva como al programa Top Gear, una “disculpa pública”, la BBC dio a conocer que ésta se extendería, pero de manera privada y directamente al representante de México en el Reino Unido.

Tal fue la polémica, que incluso el Gobierno del Distrito Federal manifestó estar dispuesto a recurrir a los tribunales ingleses para interponer una demanda en contra de los conductores del programa, por considerar, de acuerdo a la ley, que los comentarios son “racistas, xenófobos y discriminatorios”.

Incluso, Alejandro Rojas Díaz Durán, secretario de Turismo del gobierno capitalino, dijo que esto no puede quedar en una “simple disculpa”, pues tras haber analizado el caso con un grupo de abogados especializados, se encontró que tal acción está penada por la ley inglesa, por lo cual se puede proceder a sancionar a los responsables, no sólo de manera económica, sino obligarlos a resarcir el daño a través de la misma emisión.

Asímismo, el Parlamento británico expresó que condenaba “los comentarios ignorantes y racistas sobre México hechos por los presentadores del programa Top Gear”, la institución hizo un llamado a “presentar una disculpa pública de manera urgente para que no haya interrupción en las excelentes relaciones políticas y económicas que ambos países mantienen actualmente”, más cuando Nick Clegg, viceprimer Ministro Británico, arribará a México en dos semanas.

Reacciones

El futbolista Javier Hernández, El Chicharito, expresará su opinión a través de una campaña publicitaria que prepara uno de sus patrocinadores con el siguiente mensaje: “Sí, imagínate despertar y recordar que eres mexicano” y en la parte inferior: “Menos prejuicios, más ejercicio.

El Instituto Mexicano de la Radio (IMER) dio a conocer que vetaría la programación de la BBC, pero poco duró la decisión, pues ya se retractaron, el convenio entre la BBC y la IMER sigue en pie.

Los comentarios realizados por los conductores de Top Gear respecto al Mastretta MXT no afectaron las ventas del auto, al contrario; después de la polémica se ha registrado una demanda del mismo en Inglaterra, declararon sus creadores.

En twitter

“No puedo creer todos estos twitteros mexicanos. Aparte de ‘Speedy González’ no han dado nada al mundo, aparte de su comida de mierda y su olor corporal”, tecleó James May el 1 de febrero.

Lo rechazan

El conductor ha recibido una inmensa cantidad de reclamos a través de la red en los que los usuarios le expresan su rechazo y le dejan ver su ignorancia, racismo y falta de tacto.

Milenio

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio