Refuerza Obama el presupuesto para la seguridad fronteriza

14/02/2011

El objetivo es contar con 21 mil 370 agentes de la Patrulla Fronteriza y 300 agentes aduanales adicionales.

El gobierno estadunidense anunció hoy un aumento en el presupuesto para la seguridad fronteriza a fin de contar con 21 mil 370 agentes de la Patrulla Fronteriza y 300 agentes aduanales adicionales.

En su petición presupuestal para el año fiscal 2012, el presidente Barack Obama solicitó incrementos para las tres agencias a cargo de su política migratoria: la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), la de Servicios Migratorios y Aduanales (ICE) y la de Ciudadanía y Servicios Migratorios (USCIS).

Las tres agencias tendrían un presupuesto conjunto de 16 mil 240 millones de dólares en el año fiscal 2012, que comienza el 1 de octubre, comparado con los 15 mil 792 millones ejercidos en 2010.

Los gastos de 2011 aún no son contabilizados, pues se encuentran en marcha.

La administración Obama anunció que la CBP iniciará además ‘nuevas medidas’ para garantizar la seguridad en las fronteras de Estados Unidos, que incluirán el despliegue de nuevas tecnologías y personal en sectores específicos de la frontera con México.

El documento no detalla las medidas y se limita a señalar que los 300 nuevos agentes aduanales tendrán a su cargo la inspección tanto de cargamentos como de personas, además de la expansión de los programas para ‘precertificar’ operaciones en aeropuertos y puertos
marítimos.

«Esta acción reducirá los tiempos de espera e incrementará los decomisos de productos ilegales», sostuvo el sumario.

Migrantes, en la mira

La petición presupuestal incluye una partida separada de 132 millones de dólares para el polémico programa ‘E-verify’ de la USCIS, que permite a empleadores detectar a los trabajadores que no están autorizados a trabajar legalmente en Estados Unidos.

Aunque el programa es optativo en la actualidad, legisladores republicanos buscan expandirlo o hacerlo obligatorio.

Pero activistas han denunciado que el programa se presta a abusos porque sus bancos de datos contienen errores y pueden afectar injustamente a residentes o ciudadanos estadunidenses.

El presupuesto global para el Departamento de Seguridad Interna (DHS) ascendió a 43 mil 200 millones de dólares, un aumento de 309 millones de dólares en relación con los ejercidos en 2010.

El sumario presupuestal precisó que el incremento obedeció particularmente a las partidas extra para seguridad fronteriza y la compra de activos para el Servicio de Guardacostas.

La secretaria de Seguridad Interna, Janet Napolitano, tiene previsto comparecer este jueves ante el Congreso, el cual debe autorizar la petición de la Casa Blanca.

Excélsior

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio