Snowden se mantiene inalcanzable para EU

25/06/2013

snowden

Moscú. Edward Snowden, quien es buscado bajo cargos de espionaje después filtrar la información de un programa secreto de vigilancia de Estados Unidos, se hundió aún más entre las sombras ayer, mientras que Estados Unidos pidió enérgicamente a Rusia entregarlo para su enjuiciamiento.

Snowden, un excontratista del gobierno estadounidense que no ha sido visto en público desde que llegó a Moscú el domingo después salir elusivamente de Hong Kong, desató una intensa actividad diplomática en todo el mundo al tiempo que funcionarios estadounidenses frustrados trataron de interrumpir su vuelo rumbo al asilo. El prófugo ha solicitado refugio en Ecuador y otros países, de acuerdo con Julian Assange, fundador de WikiLeaks, quien dijo que asesoraba a Snowden.

Después de que periodistas y empleados de la aerolínea afirmaron ayer en la tarde que Snowden no abordó un vuelo de Moscú a La Habana como se esperaba, Estados Unidos intensificó su presión sobre los países sospechosos de ofrecerle protección. Jay Carney, secretario de Prensa de la Casa Blanca, expuso que Estados Unidos cree que Snowden todavía está en Moscú.

El episodio, que comenzó con revelaciones embarazosas sobre la recopilación de inteligencia estadounidense, ha desatado una dinámica que se extiende desde China hasta América del Sur. Mientras que Snowden se mantiene un paso por delante de la ley estadounidense, países grandes y pequeños aprovechan la oportunidad de demostrar su capacidad para burlar la voluntad estadounidense.

“Seguimos esperando que los rusos hagan lo correcto. Creemos que es muy importante en términos de nuestra relación, afirmó el secretario de Estado de EU, John Kerry.

Agencias de noticias rusas citaron una serie de explicaciones sin fuerza, hechas por fuentes no identificadas, quienes aseguraron que los funcionarios de EU eran incapaces de intervenir porque Snowden está en una zona de tránsito del aeropuerto y ha cruzado la frontera hacia territorio oficial ruso.

“Los estadounidenses no pueden exigir nada”, afirmó Vladimir Lukin, defensor de los derechos humanos en Rusia y exembajador en Estados Unidos, a la agencia de noticias Interfax.

El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, quien viajaba rumbo a Vietnam, leyó una carta que afirmó Snowden había enviado el presidente Rafael Correa.
En la carta, Snowden se comparó con el soldado estadounidense Bradley Manning, acusado de filtrar material clasificado a WikiLeaks, y manifestó que no creía que iba a ser tratado con justicia y que podría ser ejecutado si regresaba a Estados Unidos.

Assange, en declaraciones telefónicas a la prensa desde su refugio en la Embajada de Ecuador en Londres, indicó que Snowden estaba con Sarah Harrison, una funcionaria de WikiLeaks y confidente de Assange, que lo había escoltado desde Hong Kong. Assange comentó que Snowden estaba en un “lugar seguro” y que su “ánimo está en alto”, pero se limitó a decir que estaba rumbo “a Ecuador a través de un camino seguro vía Rusia y otros estados”.

Snowden ha significado para Estados Unidos un misterio exasperante desde que salió de Hong Kong la madrugada del domingo, pese a la solicitud de Estados Unidos para detenerlo.

En la Casa Blanca, Carney manifestó que el vuelo de Snowden de Hong Kong fue el resultado de “una elección intencional por parte del gobierno de liberar a un fugitivo. Y esa decisión, sin duda, tiene un impacto negativo en las relaciones entre EU y China”.

Para Ecuador

Pretexto para reprimir a EU

Bogotá. SI EDWARD Snowden recibe refugio en Ecuador, será recibido por un líder populista impetuoso que saborea el forcejeo con EU.

“Tengan la seguridad de que analizaremos muy responsablemente el caso Snowden y tomaremos con absoluta soberanía la decisión que creamos más adecuada”, manifestó el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, a través de Twitter.

Pero estaba claro que el gobierno de Ecuador simpatizaba con Snowden y vio en el programa de vigilancia estadounidense “un peligro para todos nosotros”, como aseguró el canciller de Ecuador, Ricardo Patiño.

La explicación de Patiño de cómo Ecuador ve a Snowden era característica de la relación del gobierno de Correa con Washington: deseoso de saltar sobre un tema delicado y pellizcar “al imperio”, como muchos de los seguidores de Correa conocen a EU. (Juan Forero)

 

El Economista

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio