Los «prudentes»

Los «prudentes», ya sean tibios, inmaduros o miedosos, suelen ser las primeras víctimas de su iniquidad, y, en cualquier caso, las víctimas sin honor, de una causa neutra y estéril.

Jácaras sobre Lealtad

¿Puede haber lealtad en la política? Muchos meditan que sí y muchos razonan que no. Y es que la conducta del político es ajena al tradicional concepto de moral que

loading...