Diría no al Barcelona

10/03/2011

Hugo Sánchez habló para la página oficial de la Liga BBVA, se refirió a su personalidad, así como a su paso por el futbol mexicano como entrenador, sus logros y las cuentas pendientes que tiene.

“Soy romántico, sensible y mis inicios como jugador fueron en Pumas, mi inicio como entrenador fue en Pumas, mi etapa más importante como jugador la hice en España y mi etapa más importante como entrenador la quiero hacer en España, de tal manera demostrar mi capacidad como entrenador y como técnico, como ya lo hice con Pumas en México con el bicampeonato (2004), con la selección mexicana (2007-2008) en la Copa América (Venezuela 2007)”.

A la pregunta sobre qué club de la Liga BBVA preferiría dirigir tras estar en el Almería, Hugo comentó: “No me importaría cualquier equipo español, como ya dije en su momento dudo que el Barcelona me haga un ofrecimiento, pero qué bueno que se lo ahorran, porque saben que voy a decir que no”.El ex futbolista, ganador cinco veces del Pichichi en España con el Real Madrid, agregó que “no tuve la oportunidad de ir al Mundial de Sudáfrica (2010), como era mi ilusión, por no clasificar (a los Juegos Olímpicos de Pekín 2008) con los jóvenes, que no era mi misión, sino era la mayor, y tengo esa deuda pendiente, de demostrar que puedo con equipos importantes, con equipos grandes y, por supuesto, hacer algo histórico con la selección mexicana”.

Hugo, quien fue un jugador emblema de los merengues en los años 80, también habló del mediocampista mexicano Andrés Guardado, del Deportivo La Coruña, a quien se refirió como: “Un jugador alegre, un jugador que contagia a los compañeros ese gusto por jugar, parece que él no está compitiendo, parece que está disfrutando del partido; Guardado, por esa peculiaridad que tiene su estilo, estoy seguro que llegará a un equipo grande en cualquier momento”, aseguró el técnico mexicano.

Legado madridista

Ya como entrenador de Pumas, en el 2003 y previo a que conquistara el bicampeonato del 2004, Hugo Sánchez había dicho que aspiraba a dirigir fuera de México, lo que logró hasta 2008, cuando Almería le confió su suerte, en su batalla contra el descenso; sería destituido un año después, en 2009.

Desde entonces, decía el entrenador: “Saldría de Pumas si algún club extranjero se interesa por mis servicios, claro, mientras no sea el Barcelona, equipo al que jamás aceptaría dirigir ni por todo el dinero del mundo”, debido a su exitoso pasado con el Real Madrid.

Milenio

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio