Fiscalía: otra vez más reformas, nada de resultados

5/07/2011

 

No ha pasado un año que se hicieron reformas al organismo encargado de procurar justicia en el estado, antes Procuraduría General del Estado hoy Fiscalía General del Estado, cuando ya se arrepintieron de ellas y quieren volver al sistema anterior.

Los cambios que crearon la fiscalía incluían que el fiscal general debería ser nombrado por el congreso del estado para darle autonomía y mantenerla al margen de litigios políticos y circunstanciales. La decisión fue aplaudida por las barras de abogados, columnistas y articulistas.

Hoy el gobernador Jorge Herrera Caldera mandó una iniciativa al congreso del estado para que el fiscal sea nombrado y removido por el ejecutivo estatal cuando lo considere pertinente, sin intervención de los diputados locales. Va para atrás la reforma de justicia que no cumple siquiera un año.

Los conceptos de autonomía son pobres.

Sin temor a equivocarme serán los mismos que aplaudieron la pasada reforma los que elogien y argumenten ésta, he dicho los mismos: los dirigentes de las barras de abogados, los estudiosos y columnistas que mantiene el poder público. Se tendrán que tragar sus palabras que ensalzaron la pasada reforma judicial, y tendrán, hoy, que buscar nuevos argumentos para alabar la reforma que reformará la reforma. Esto, esto solo pasa en Durango.

El pasado 14 de junio renunció Ramiro Ortiz como fiscal general. Las acusaciones sobre su incompetencia fueron mayúsculas. Su presencia era insostenible. Los hallazgos de narcofosas, superiores en número incluso a las de Tamaulipas, y los arrestos a elementos de la corporación por fuerzas federales acusados de estar coaligados a carteles que funcionan en la ciudad fueron el detonante.

El abandono de los ciudadanos en manos de delincuentes. El crecimiento en secuestros, Durango es la entidad número dos a nivel nacional en este delito, robos y asesinatos es vergonzoso.

La ciudadanía no necesita reformas sino resultados que se traduzcan en una vida digna y convivencia pacífica tan necesarios para el desarrollo humano integral.

Seguramente  los diputados aprobarán la reforma con apabullante mayoría, pero deberían presionar, como mínimo, al ejecutivo que entregue resultados concretos como lo hacemos los demás duranguenses.

Deja tu comentario

Loading...
loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio