Formas eficientes de ahorrar agua que desconocías

23/06/2020

El cuidado del agua hoy es esencial para nuestro futuro, debemos aprender a ahorrar y a cuidar su calidad. Tenemos la misma cantidad de agua ahora que cuando se creó la tierra, sin embargo, gran parte de esta se encuentra contaminada y por lo tanto, no es apta para el uso y consumo humano. El agua es la base de la comida y la vida, se podría decir que es nuestro recurso más preciado ya que no podemos vivir sin agua.

Existen muchas manera de ahorrar agua y ahora que se ha hecho una enorme sensibilización sobre la preservación de este recurso, es fundamental que todos tomemos parte.

Quizás ya conoces los consejos clásicos como cerrar la llave mientras te enjabonas las manos o el cuerpo y solo abrirla para enjuagarte, así como tomar duchas de menos de 4 minutos y poner una cubeta en la regadera para capturar el agua que cae. Sin embargo, hay otras formas de ahorrar agua que pocas personas conocen, por lo que hoy te queremos hablar sobre ellas:

Contar con un sistema de riego: Para las personas que tienen jardines, o viven en el campo y tienen cultivos, huertos o extensiones de tierra que necesitan regar, este sistema ayuda a ahorrar la energía requerida para entregar agua, lo que ayuda a reducir la contaminación y a conservar los recursos de combustible. Además ayuda a distribuir el agua a las zonas adecuadas sin que se desperdicie ni se evapore como puede suceder al usar una manguera.
Tener un sistema de captación pluvial: la recolección de agua de lluvia ayuda a controlar la escorrentía de aguas pluviales, lo que reduce el riesgo de erosión en los jardines y alrededor de los desagües, minimiza el impacto en los sistemas de alcantarillado, y ayuda a reducir la amenaza de inundaciones. Además, el agua de lluvia se puede utilizar para cualquier actividad del hogar como limpieza, para la rutina de higiene personal, para regar plantas, para la descarga de inodoros, el lavado de ropa, el lavado de automóviles o muebles de patio, e incluso beber (aunque se requiere tratamiento antes de su uso).
Reutilizar el agua: darle un segundo uso al agua que utilizamos es una acción muy fácil que puede tener un gran impacto. Por ejemplo, el agua que se utiliza para lavar frutas o verduras, se puede utilizar para regar las plantas. El agua que se recolecta de la regadera mientras nos bañamos, puede ser usada para la descarga del escusado.

Estas acciones son pequeñas pero pueden tener un gran impacto en el ahorro del agua y el cuidado del ambiente.

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio