La ONU acusa a Gadafi de crímenes de guerra

27/02/2011

El Consejo de Seguridad de la ONU adoptó ayer por unanimidad una resolución que envía al presidente libio Muamar Gadafi y su entorno cercano el firme mensaje de que la comunidad internacional no tolera las violaciones sistemáticas de derechos humanos.Según esa resolución, que se negoció durante casi nueve horas, Gadafi y los responsables de los ataques generalizados y sistemáticos contra la población libia desde que comenzaron las protestas civiles hace casi dos semanas tendrán que responder ante el Tribunal Penal Internacional (TPI), con sede en La Haya, cuyo fiscal dispone desde ayer de dos meses para comunicar al Consejo los pasos que realice y después tendrá que informar cada seis.

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó una batería de sanciones contra el régimen de Gadafi, y encargó al TPI una investigación, al considerar que la represión contra los manifestantes constituye un crimen contra la humanidad. Los quince países miembros del Consejo de Seguridad ordenaron en la resolución 1970 un embargo de armas contra Libia, la prohibición de viajes y el congelamiento de haberes de Gadafi, y la investigación por crímenes contra la humanidad tras la represión sangrienta atribuida al líder libio.

El Consejo, que aprobó por unanimidad las sanciones en su segundo día de debates sobre el tema, exigió de nuevo que se ponga fin de inmediato a los ataques contra civiles “incitados desde el más alto nivel del gobierno libio” y que se tomen todas las medidas para cumplir las “legítimas” aspiraciones del pueblo libio. Asimismo, pidió a las autoridades libias que actúen “con la mayor moderación”, que “garanticen la seguridad de todos los extranjeros” y “el paso seguro de material humanitario y médico”, y que “levanten inmediatamente todas las restricciones” a los medios de comunicación.

La Organización de Naciones Unidas estima que más de mil personas han muerto en los disturbios. La prohibición de viajar y el congelamiento de activos recae sobre el líder libio de 68 años, ocho de sus hijos, así como sobre otros miembros de la familia y funcionarios de defensa e inteligencia implicados en el baño de sangre en el país árabe.

Dieciséis nombres están en la lista de sanciones. En cuanto al embargo armamentístico, el texto contempla todas las ventas y transferencias de toda categoría de armas y municiones, así como la asistencia militar a Libia.

Por otro lado, la resolución destaca que “los ataques extendidos y sistemáticos que actualmente tienen lugar contra la población civil pueden equivaler a crímenes contra la humanidad”. Por eso, según el texto, el Consejo “decide remitir la situación en Libia desde el 15 de febrero de 2011 al fiscal del Tribunal Penal Internacional”, y pide a Libia “cooperar” con el TPI.

La medida fue debatida por los estados miembros, ya que algunos, según fuentes diplomáticas, tenían objeciones, como China, Rusia, Sudáfrica, India, Brasil y Portugal. Es la primera vez que Estados Unidos vota a favor de confiar un caso al Tribunal Penal Internacional, instancia de la que no forma parte.

“Es un reconocimiento de la justicia internacional y la justificación del TPI. Es un maravilloso homenaje a la justicia internacional”, afirmó el embajador de Francia, Gérard Araud, al término del Consejo, al tiempo que consideró que la resolución adoptada es también “una victoria” de la comunidad internacional.

Por otra parte, el presidente de EU, Barack Obama, analizó ayer la situación en una conversación telefónica con la canciller de Alemania, Ángela Merkel, en la que aseguró que Gadafi, debe abandonar ahora el poder. “Cuando el único medio que tiene un líder para mantenerse en el poder es el uso de la violencia contra su propio pueblo, ha perdido la legitimidad para gobernar y debe hacer lo que es correcto para su país marchándose ahora”, dijo Obama a Merkel, según un comunicado difundido por la Casa Blanca.

Gobierno opositor

El ex ministro de Justicia libio Mustafa Abdulyalil anunció ayer que la oposición formará un gobierno de unidad nacional integrado por civiles y militares y dijo que se pretende celebrar elecciones democráticas en tres meses.

Fathi Tarbul, miembro del gobierno provisional de Bangasi, segunda ciudad del país, aseguró ayer que “Gadafi tiene bajo control un 15 por ciento” del país.

Según la cadena qatarí Al Jazeera, que citó testigos en Trípoli, las fuerzas leales a Gadafi sólo controlaban ayer ya sin oposición los alrededores de su palacio de Dar El Aziza.

Once mexicanos, en Italia

Once mexicanos que fueron evacuados de Libia llegaron ayer a la ciudad de Catania, Sicilia y este domingo serán trasladados a la capital italiana, de donde retornarán a su país de origen, informó la embajada de México en Italia. La legación precisó que los once mexicanos trabajaban para la empresa italiana Tecnomontaggi. Según un comunicado de la sede diplomática, unas 500 personas, de las cuales 150 eran empleados de Tecnomontaggi, fueron evacuadas en un barco de la marina militar italiana. La embajada afirmó que desde el pasado martes se buscaba sacar de Libia a los empleados de la empresa italiana y que en un primer momento se consideró usar un avión. Los once mexicanos llegarán la tarde de hoy a la sede diplomática mexicana en Roma, donde sostendrán un encuentro con el embajador Jorge Chen. (Roma. Notimex)

Milenio

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio