Sólo falta el sí

7/06/2011

Israel Castro se ha convertido en uno de los jugadores más cotizados en las últimas horas. El mediocampista y capitán de Universidad es pretendido, como lo adelantó, por Pachuca, que ya ha acordado con Pumas los términos de la transferencia; Tigres mostró interés, pero se bajó de la puja, y Cruz Azul le hizo un ofrecimiento. Aunado a que Pumas también puso sobre la mesa una oferta por conservarle.

Andrés Fassi, vicepresidente de los Tuzos, aseguró en Cancún que sólo hace falta la aprobación de Castro para concretar el traspaso, es verdad, Pumas y Pachuca tienen un principio de acuerdo, pero Israel aún sostiene una lucha interna para determinar su futuro.

Más allá del aspecto económico, admitiendo que la oferta de Pachuca representa mejoras en ese sentido, Castro se debate en el aspecto emocional, pues dejaría de ser capitán y líder dentro del vestuario de un equipo que le vio crecer, madurar, consolidarse, pero sobre todo, ganar títulos.

El interés por Castro se entiende a partir de su rendimiento, es un jugador al que las lesiones le han respetado, su disciplina táctica y técnica y su calidad de juego para recuperar el balón en la media lo han llevado a la selección nacional, tiene capacidad de liderazgo y buen disparo de media distancia; motivos por los cuales Pumas busca conservarle y los Tuzos, seducirle.

Pero el debate de Israel también tiene su justificación, el jugador medita seriamente dejar sus raíces, para emprender un viaje en un proyecto deportivo que no le garantiza nada. Muestras hay muchas, jugadores que se alejaron de la casa y mejoraron en el aspecto económico, pero no lograron más éxitos deportivos.

La lista la componen gente que Israel conoce de sobra: Jaime Lozano, quien se mudó con los Tigres, después a Cruz Azul y luego a Monarcas; Joaquín Beltrán pasó a Necaxa, Cruz Azul y luego Querétaro; José Luis Parejita López aterrizó en Necaxa, Cruz Azul, Mérida e Irapuato; Francisco Fonseca se marchó a Cruz Azul, Benfica, Tigres y recaló en Atlante.

Con ellos cuatro, Israel tocó la gloria en el 2004, cuando salieron, mejoraron económicamente sí, pero la gloria deportiva se ahuyentó. Mientras Castro ya suma cuatro títulos en su carrera y en su estancia en Pumas llegó al Mundial de 2010, una Copa América y está en su segunda Copa Oro. Ahí la disyuntiva del capitán universitario.

Rodrigo Suárez, agente de Castro, subrayó que “Israel es un chavo al que el tema económico no es lo que más le interesa, sino muchas otras cosas, estamos hablando de una decisión de vida, son muchos factores los que se juntan, él está viendo varias cosas, Pumas sigue siendo para él una opción muy viable si no es que la primera, Pachuca ya hizo una oferta, ya hablaron con la gente de Pumas están muy avanzados y sólo falta su decisión, creo que será hasta el miércoles cuando se tome una decisión de su futuro para los próximos años. Él es el que va a tomar la decisión, nadie más”.

Dato

Tras el retiro de Sergio Bernal, Castro asumió el gafete de capitán en el Clausura 2011, le tocó levantar el trofeo de campeón. Es el canterano con más experiencia.

Milenio

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio