Una realidad

19/02/2011

Universidad es una realidad, un equipo bien trabajado y con principios bien establecidos, sea el campo que sea no se traiciona la idea ni los fundamentos que ha mostrado en el Clausura 2011. Su gente de ataque anda enchufada y eso le ha permitido ser un equipo letal. Anoche se impuso por 1-0 a San Luis, mantuvo su invicto, sumó su segundo triunfo fuera de casa y recuperó el liderato general.

Está claro que Pumas no está dispuesto a ceder un ápice. El equipo de Guillermo Vázquez no cambia por nada, las situaciones adversas (lesiones) no lo han abandonado, pero ni así traiciona la esencia que ha mostrado en el certamen. Memo ha sabido poner las piezas justas de acuerdo a las condiciones que le presente el rival, y el jugador que entra, lo hace acorde al resto.

Anoche, Martín Bravo repitió la jugada con la que hizo el gol en la Liguilla anterior a Cruz Azul. El argentino tomó dormida a la defensa potosina, arrancó en campo propio, condujo la pelota más de 60 metros, en el trayecto al área potosina se deshizo de tres jugadores y en las afueras del área potosina disparó con la pierna derecha y dejó parado a César Lozano, apenas era el minuto 3.

Después de eso, San Luis se esforzó en reaccionar, trató de elaborar algunas llegadas, pero fue un poco atrabancado en el ataque, Juan Ezequiel Cuevas lanzó un tiro que pasó apenas desviado, una tibia reacción que fue tomando color.

Después, San Luis tomó rumbo, Ignacio Torres habilitó a Michael Arroyo, el ecuatoriano superó a Darío Verón, ingresó al área y disparó, pero Alejandro Palacios salvó con un manotazo. Después, Wilmer Aguirre recibió de Juan Carlos Medina y el peruano bombeó, pero la pelota se fue por encima del travesaño.

Pumas se mostraba cauto, aguantó a pie firme, pero el ímpetu potosino encontró una luz. Fernando Espinosa chocó a Michael Arroyo y el árbitro, Roberto García Orozco, marcó penalti al minuto 30, esta situación sentenció el partido.

El peruano Wilmer Aguirre cobró y acertó, pero Juan Cuevas ingresó al área y el silbante repitió el cobro, en la segunda acción Aguirre estrelló la pelota en el travesaño y Medina la mandó fuera en el contrarremate, al minuto 32. Aguirre tuvo otro remate con la cabeza, pero Palacios la mandó a saque de esquina.

El resto del juego, San Luis careció de imaginación, ya no fabricó nada en ataque y Pumas tuvo un buen comportamiento en defensa, Martín Bravo tuvo otro tiro que se fue desviado. Pese a la angustia del final con centros al área, Universidad va en serio rumbo a sus objetivos, el primario, la Liguilla. Ya no hay quien dude de ello.

Milenio

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio