Adulterar bebidas alcohólicas sería considerado delito grave

20/12/2012

La Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados aprobó una minuta con proyecto de decreto que considera como delito grave y sanciona con prisión y multa a quien adultere, altere, contamine bebidas alcohólicas o permita hacerlo.

Las reformas a los artículos 464 de la Ley General de Salud, y 194 del Código Federal de Procedimientos Penales establecen que cuando se trate de bebidas alcohólicas adulteradas o falsificadas se aplicarán de seis meses a tres años de prisión, y de 50 a 250 días de multa.

Cuando se trate de bebidas alcohólicas alteradas, se dictarán de tres a siete años de prisión y de 250 a 500 días de multa; por bebidas alcohólicas contaminadas se aplicarán de cinco a nueve años de cárcel y de 500 a mil días de multa, conforme a los artículos 206, 208 Bis y 207 de la Ley General de Salud.

Asimismo, precisa que las mismas penas se aplicarán a quien, a sabiendas, por sí o a través de otro, expenda, venda o de cualquier forma distribuya bebidas alcohólicas adulteradas, contaminadas o alteradas.

En cuanto a las reformas del Código Federal de Procedimientos Penales, clasifica como delito grave la alteración y la contaminación de bebidas alcohólicas previstas en el Artículo 464 de la Ley General de Salud.

El documento, elaborado conjuntamente con la Comisión de Salud, señala que la minuta pretende incluir esas conductas al catálogo de los delitos clasificados como graves para todos los efectos legales, por afectar seriamente los valores fundamentales de la sociedad.

La reforma explica que las precisiones de tipo penal hacen más efectiva la aplicación de sanciones a quienes adulteren, alteren y contaminen bebidas alcohólicas, así como a quienes las expendan, vendan o distribuyan, en el entendido del daño que conductas de esa índole provocan a la sociedad.

Considera que diversas fuentes como la industria de vinos y licores estiman que la mitad del alcohol que se consume en el país es adulterado, contiene sustancias altamente tóxicas e incluso letales para la vida humana, como el metanol.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud y de la Secretaría de Salud, el consumo de alcohol, mucho del cual es adulterado, es la primera causa de muerte vinculada con accidentes automovilísticos, riñas callejeras y suicidios; esto último, debido a que muchos de ellos, al llegar a la intoxicación, entran en agudo estado depresivo.

La producción y comercialización de bebidas alcohólicas adulteradas contribuye a que en los últimos años el mercado formal de bebidas alcohólicas tuviera una contracción de 30 por ciento, impactando así en la pérdida de casi seis mil puestos de trabajo formales directos y 120 mil indirectos, puntualiza la reforma.

Informador

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio