Al ‘Chepo’ de la Torre sólo le sirve ganar

11/07/2013

México buscará liberar la presión ante Canadá, un equipo que lo echó de la Copa Oro en 2000

En los registros de la Copa Oro sólo se encuentran grabados tres enfrentamientos entre la Selección Mexicana y la de Canadá. En los primeros dos duelos los tricolores lograron vencer con un saldo de 11 goles a favor y sólo uno en contra, y en el otro, el más reciente, llevado a cabo el 20 de febrero de 2000, los de la hoja de maple eliminaron a los verdes en la ronda de cuartos de final en el torneo celebrado en Estados Unidos con un 2-1 en el marcador. Ha llegado la hora de tomar revancha.

Pero más allá del desquite que podría encontrar el Tri en su segundo duelo dentro de la competencia, la preocupación primordial radica en que debe demostrar avances significativos en su juego, si es que desea obtener sus primeros tres puntos que le servirían a José Manuel de la Torre para sacudirse un poco de presión. Otra exhibición de poco brillo como la que dio ante Panamá (derrota de 2-1) resultaría otro duro golpe para el proyecto del estratega, sería caótica.

En la víspera del encuentro, el estratega de la Selección trató de mostrar mesura en la conferencia de prensa, pero su semblante se transformó con el transcurso de las preguntas y terminó por ignorar a quienes han criticado su trabajo reciente.

Ustedes (los medios) tienen que transmitir, tienen que vender, pueden expresar lo que quieran, pero nosotros somos fuertes. Si les pusiera atención a lo que dicen ya estaría enfermo y metido en un hospital por todas las tonterías y cosas que dicen”, comentó molesto.

De la Torre habló también de la posibilidad de llamar a Christian Giménez, quien el lunes pasado recibió su carta de naturalización, y otros no nacidos en México como Lucas Lobos. Aseguró que no descarta una sola opción, pero busca compromiso en ellos.

“Ya lo hemos expresado de esa manera: todo el que esté apto para la Selección Nacional será tomado en cuenta, siempre y cuando quiera; no le vamos a cerrar las puertas a nadie, al contrario, las puertas están abiertas para todos.

“La competencia para estar en el equipo es de todos, no nada más de algunos. Todos los que sea aptos los tomamos en cuenta, los analizamos y ya veremos si son viables”, confirmó.

Lo referente al duelo ante Canadá fue lo menos espinoso con lo que se encontró De la Torre, y mencionó que buscará corregir los errores que llevaron a su equipo a perder ante Panamá.

“Nos ha faltado claridad en el último toque para poder definir. Cuando se te encierran creas pocas oportunidades de gol. No es tan fácil. Trataremos de ser más precisos en aspectos que no hemos hecho. Debemos ser más contundentes”, concluyó.

Triunfo con sabor a maple

El pasado nueve de mayo se cumplieron 20 años del partido en el que México amarró su regreso a los Mundiales –tras un castigo por un asunto de cachirules que lo marginó de Italia 1990– al doblegar 2-1 a domicilio a Canadá, en una tarde adornada por un gol de Francisco Javier Cruz. Hoy que ambos representativos se vuelven a encontrar, en el que el Tri debe ganar obligatoriamente para sacudirse la presión, resulta imposible no rememorarlo.

Cruz, quien ahora tiene un estómago prominente, desgastado por el andar de los años, ingresó al campo en la mencionada ocasión en medio de situaciones únicas para darle al Tricolor una victoria que se mantiene fresca en la memoria. A pesar de que su condición física no era la ideal, Miguel Mejía Barón decidió meterlo para que acompañara a Hugo Sánchez en el ataque en lugar de Luis Miguel Salvador, con el partido empatado 1-1, para que se convirtiera en el héroe de los aficionados al futbol en el país.

En el minuto 83, Luis Flores escapó por la banda derecha, sirvió a Hugo y éste, a su vez, alargó la jugada para dejar el esférico al Abuelo, que solo y sin marca, apareció para poner el 2-1 definitivo, el que le hizo gritar al cronista Raúl Orvañanos “¡estamos en el Mundial!”. Tres minutos más tarde salió lesionado y Abraham Nava tomó su sitio.

“El gol a Canadá es uno de los más emotivos en mi carrera porque estás representando a tu país. Y fue más emotivo por las causas que originaron el momento, y en ese instante viene la acción del 2-1 y clasificamos al Mundial de 1994. Pero hay otros momentos especiales en mi vida, como cuando debuté, cuando formé parte de la Selección Mexicana en la Copa del Mundo de 1986 y me retiré”, comentó el jugador en junio de 2012, en la llamada Copa Maya, donde compartió la cancha junto a estelares como Lionel Messi.

El que fuera el Abuelo más querido del país está cerca de sumarse al Altamira de la Liga de Ascenso, se dedica a promocionar jóvenes jugadores y maneja una empresa de publicidad.

Excelsior

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio