Al Congreso le falta una política digital

15/12/2012

Para nadie es ajeno que el Congreso de la Unión, espacio en donde se representa a la ciudadanía, es un poder que se percibe como distante de la gente. Así lo refleja la Encuesta Nacional sobre Cultura Política y Prácticas Ciudadanas 2012 (Encup) al señalar que los ciudadanos evalúan con 4.4 de calificación la confianza que tienen en diputados, senadores y partidos políticos, instituciones que, dicho sea de paso, son las peor evaluadas.

Buena parte de esta percepción negativa tiene que ver con la opacidad que hay en el manejo de los recursos públicos que el Poder Legislativo tiene a su disposición, así como con la falta de mecanismos de comunicación e interacción directa entre ciudadanos y congresistas.

Hoy, por sólo mencionar algunos ejemplos, resulta prácticamente imposible para un ciudadano saber de manera precisa el estado que guarda el proceso legislativo de una iniciativa de ley, o cómo ejerce este poder su contrapeso a otros poderes del Estado, o cuántos asesores tienen los legisladores y cuánto cobran, o cómo ejercen diputados y senadores los recursos destinados a asistencia legislativa y atención ciudadana… Esta información básica sobre el trabajo del Legislativo no se encuentra en un formato de datos abiertos al alcance de quien quiera consultarla, y es inobjetable que debería estarlo.

Las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) pueden ser ese instrumento que ayude a crear un nuevo canal de comunicación y participación ciudadana que permita a la gente contar con información útil sobre temas que inciden de manera directa en su vida diaria, pero sobre todo, empoderen al ciudadano para conocer e incluso incidir en las decisiones de sus representantes desde cualquier parte del país y sin la necesidad de pasar por el vía crucis que hoy es entrar a alguna de las cámaras para intentar conversar con un congresista. Es decir, debemos utilizar las TIC para acercar el Congreso de la Unión a la gente.

Gran parte de este trabajo tendría que comenzar por el fomento y la institucionalización del uso de las TIC entre los legisladores y órganos administrativos de las cámaras del Congreso: hacer de la tecnología no sólo un instrumento de apoyo en las tareas administrativas y cotidianas sino, además, una herramienta que otorgue a los ciudadanos mayores y mejores espacios de vigilancia para el trabajo legislativo y facilitar así la rendición de cuentas por las decisiones públicas que tomamos diputados y senadores; de igual modo, las TIC son un incentivo para transparentar a cabalidad el destino de los recursos públicos —provenientes de los contribuyentes— que se ejercen.

Para este fin, los diputados que integramos la Comisión de Ciencia y Tecnología, junto con otros legisladores interesados en transparentar al Congreso, nos hemos allegado de instrumentos de evaluación, como el Índice Latinoamericano de Transparencia Legislativa realizado por el Centro de Análisis e Investigación Fundar, y de la Declaración sobre Transparencia Parlamentaria (www.openingparliament.org), para impulsar un proyecto que defina e institucionalice una política de digitalización de la cámara, cuyos ejes rectores y transversales sean la transparencia, la rendición de cuentas y el fomento de la participación ciudadana.

La finalidad de este Congreso Digital —como podríamos llamarle— es institucionalizar una política digital en el Poder Legislativo que permita darle un uso inteligente, propositivo y de interacción a herramientas como Facebook o Twitter, el rediseño de las páginas de internet de la Cámara y la Gaceta Parlamentaria, para hacerlas más funcionales y atractivas, con aplicaciones orientadas al servicio y con información puntual y precisa de cada proceso legislativo y administrativo al cual los ciudadanos tienen derecho a acceder, sin la necesidad de una burocrática solicitud de información.

¿Es posible pensar en una oficialía de partes digital en la Cámara de Diputados, orientada a los ciudadanos que no pueden venir directamente a San Lázaro? ¿Podemos utilizar la Firma Electrónica Avanzada (FIEL) para firmar peticiones y obligar a una respuesta personalizada al ciudadano que la realizó? ¿Podemos habilitar un espacio de interacción virtual entre ciudadanos y legisladores para discutir iniciativas de ley y fomentar la participación ciudadana? ¿Se pueden sistematizar indicadores del proceso que lleva una iniciativa de ley para mostrarlos en una página de internet útil al usuario?

Creo que la respuesta a estas preguntas es afirmativa y es también impostergable avanzar en ello. Debemos apostar por un Congreso digital que vaya más allá de cumplir con la formalidad de contar con una página de internet que no le sirve a la gente y que, por otra parte, nos comprometa a innovar en la instrumentación de políticas digitales que faciliten la transparencia y rendición de cuentas a las que los integrantes del Poder Legislativo ya deberíamos estar acostumbrados.

Es fundamental que el Congreso se adapte a la realidad tecnológica y a las nuevas formas de comunicación que la ciudadanía ha adoptado para expresar sus puntos de vista en torno a temas de impacto público, aprovechando los recursos tecnológicos que tenemos al alcance. Si no lo hacemos ahora, dejaremos que la cultura de la opacidad y la no rendición de cuentas sigan socavando el derecho ciudadano de acceder a la información sobre el quehacer de sus representantes y cerrarles la puerta —otra vez—de la casa de todos los mexicanos.

Por parte de los legisladores que impulsaremos este proyecto, existe el compromiso para incorporar también a la ciudadanía en el diseño de este instrumento de transparencia. Por ello será fundamental fomentar desde todos los espacios posibles el debate de abrir el Congreso al escrutinio público con mecanismos innovadores que rompan los esquemas tradicionales de comunicación política en el Poder Legislativo, para así derribar las barreras que hay entre representantes y representados.

Si ya hay pacto, que venga también la disposición a mejorarlo.

Excelsior

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio