Atacan Palacio de Gobierno de Tamaulipas; granadazos en Ciudad Victoria

20/02/2013

Reportan que hay tres heridos; el Ejército y la Policía Federal aplican protocolo de seguridad. Se ignora si el gobernador Egidio Torre Cantú se encontraba en su despacho cuando fueron arrojados los artefactos.

La sede del gobierno de Tamaulipas, donde despacha el gobernador Egidio Torre Cantú, fue atacada por un grupo de personas armadas que lanzó dos granadas de fragmentación. El saldo fue de tres heridos y dos vehículos dañados.

La agresión ocurrió a las 18:30 horas de ayer cuando los atacantes, a bordo de un auto, lanzaron los artefactos explosivos contra el Palacio de Gobierno, informaron conjuntamente la Procuraduría General de Justicia y la Secretaría de Seguridad Pública estatales.

Se trata de la segunda ocasión en la que personas armadas atentan contra el gobernador de Tamaulipas; el primer ataque ocurrió el 5 de diciembre de 2012, cuando lanzaron una granada contra su residencia oficial.

Se informó que en Ciudad Victoria fue activado un protocolo de seguridad, que implica la participación de la Secretaría de la Defensa Nacional, Policía Federal y de la Policía Estatal Acreditable.

A través de un comunicado, el gobierno de Tamaulipas condenó el ataque de la tarde.

Sin embargo, hasta el cierre de esta edición, ninguna autoridad había informado si Torre Cantú se encontraba en su despacho en el momento de la agresión.

Por la mañana de ayer, el gobernador había asistido al cuartel militar del 77 Batallón de Infantería en la localidad para conmemorar el Centenario del Ejército mexicano.

Lanzan granada; 3 heridos

Un comando lanzó dos granadas contra el Palacio de Gobierno en Ciudad Victoria, Tamaulipas, donde despacha el gobernador Egidio Torre Cantú, con un saldo tres personas heridas y daños en dos automóviles.

A las 18:30 horas de ayer se registró el incidente, tras el atentado las autoridades estatales y federales acordonaron el perímetro del primer cuadro de Ciudad Victoria, donde se encuentra la sede gubernamental, mientras que personal de Protección Civil y la Cruz Roja atendió a los heridos.

Es la segunda ocasión que el crimen organizado atenta contra el gobernador de Tamaulipas; la primera fue el 5 de diciembre de 2012, cuando lanzaron una granada contra la Residencia Oficial.

La Procuraduría General de Justicia y la Secretaría de Seguridad Pública del estado confirmaron de manera conjunta que fue en el cruce de las calles 15 (Manuel González y Benito Juárez, en la zona centro de la capital del estado, donde se registró el atentado.

Informaron que personal de la Procuraduría abrió una averiguación, en la cual se detalló que las personas que resultaron afectadas tenían lesiones leves y recibieron atención médica de forma casi inmediata.

Las primeras investigaciones de las autoridades establecen que los artefactos fueron arrojados desde un vehículo en marcha que circulaba de poniente a oriente por la calle Benito Juárez, cuyas características no fueron precisadas, así como tampoco el número de tripulantes.

Una vez registrado el ataque se activó el protocolo de seguridad implementado por los integrantes del grupo de Coordinación Interinstitucional, en el que participan elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, Policía Federal y Policía Estatal Acreditable, así como militares en funciones preventivas.

Además llegó de forma inmediata personal de la Cruz Roja, quien tiene un destacamento a unas cuantas calles de este sitio.

El edifico gubernamental fue desalojado para mayor seguridad y personal de los diferentes órdenes de gobierno quedaron a cargo del mismo.

Posteriormente, arribaron al lugar personal de la Procuraduría General de la República, quienes también tomaron conocimiento del ataque.

Hasta el cierre de la edición no se había confirmado, si el mandatario estatal Egidio Torre Cantú, se encontraba despachando en su oficina.

Por la mañana el mandatario tamaulipeco había asistido a la conmemoración del centenario de la fundación del Ejército Mexicano, en el cuartel militar del 77 Batallón de Infantería en esta localidad.

Ahí Torre Cantú agradeció la solidaridad, entrega y vocación de servicio que ha demostrado la institución armada en favor de Tamaulipas y su gente.

Mediante un comunicado de prensa emitido por el gobierno del estado condenó el ataque y giró instrucciones para que se otorguen todas las atenciones médicas que sean necesarias a las tres personas heridas, e instruyó se dé celeridad a las investigaciones que permitan dar con los responsables.

Secuestro por error

Una persona fue plagiada en Tampico, Tamaulipas, a pesar de que intentó refugiarse en un restaurante.

De acuerdo con información extraoficial, la persona, de aproximadamente 50 años, se encontraba en los alrededores de la zona centro de Tampico, cuando unos sujetos empezaron a perseguirlos.

En la huida ingresó a una marisquería; sin embargo, sus captores entraron al lugar y se lo llevaron. Horas después fue liberado, pues, según se difundió en la redes sociales, los secuestradores lo confundieron.

Policía sigue desaparecido

La Procuraduría General de Justicia del Estado, a través de personal adscrito a la delegación de esta institución en la ciudad de Nuevo Laredo, inició la indagatoria relacionada con la ausencia del ciudadano Roberto Alejandro Balmori Garza, quien funge como encargado de la dirección de Seguridad Pública de Nuevo Laredo.

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) confirmó la desaparición del encargado de la Dirección de Seguridad Pública municipal.

En un comunicado difundido a través de la página web del gobierno de Tamaulipas, la dependencia informó que personal adscrito a su delegación en Nuevo Laredo inició las investigaciones.

“Inició la indagatoria relacionada con la ausencia de Roberto Alejandro Balmori Garza, quien funge como encargado de la Dirección de Seguridad Pública Municipal”, señala el texto, que refirió que en los últimos días se han señalado diversas hipótesis sobre el desconocimiento de su ubicación.

La dependencia instruyó al delegado en Nuevo Laredo para que gire los oficios correspondientes a las instancias respectivas, con el fin de recabar la información que conduzca a determinar el paradero del servidor público.

El funcionario es hermano de dos personas quienes fueron halladas muertas en la cajuela de un automóvil la víspera, en la población Ciénega de Flores, en la autopista a Laredo.

Excélsior

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio