Casi 200 países alcanzan en Ruanda un acuerdo clave para reducir gases de efecto invernadero

15/10/2016

El pacto supone la reducción paulatina de los hidrofluorocarbonos.

Casi 200 países reunidos en Ruanda han alcanzado este sábado un acuerdo para reducir los hidrofluorocarbonos (HFC), los gases de efecto invernadero que aumentan más rápidamente y que se encuentran en aparatos de aire acondicionado, de refrigeración, en espumas y aerosoles. El anuncio, efectuado por el ministro ruandés de Recursos Naturales, Vinncent Biruta, y recibido con vítores, supone un paso clave en la lucha contra el cambio climático.

El acuerdo consiste en la reducción paulatina de los HFC por parte de los países integrantes del Protocolo de Montreal, el tratado firmado en 1987 para combatir la destrucción de la capa de ozono y que ha incorporado a su agenda la lucha contra los gases de efecto invernadero que contribuyen al calentamiento del planeta.

«El año pasado en París se prometió mantener el mundo a salvo de los peores efectos del cambio climático. Hoy en día estamos cumpliendo esa promesa», ha declarado el director ejecutivo del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Erik Solheim, al término de un encuentro donde el secretario de Estado de EE UU, John Kerry, ha operado como gran valedor de un «acuerdo histórico», según sus palabras al abandonar la reunión, en la que participan 197 países.

Los gases HFC fueron implementados para evitar otros gases que dañaban la capa de ozono y ahora se busca sustituirlos también debido a su fuerte impacto en el calentamiento global del planeta. Actualmente, son los gases de efecto invernadero que aumentan más rápidamente y el poder de calentamiento de muchos de ellos supera en entre cien y mil veces al del dióxido de carbono.

El uso de los gases HFC fue implementado para evitar otros gases que dañaban la capa de ozono y ahora se busca sustituirlos también debido a que tienen un fuerte impacto en el calentamiento global del planeta.

El acuerdo alcanzado este sábado divide a los grupos en tres países con diferentes plazos para reducir los gases HFC. Por un lado, gran parte de Europa y Estados Unidos se comprometen a reducir su uso en un 10% para 2019, mientras que dos grupos de países en desarrollo no aumentarán su uso para 2024, en un caso, o 2028, en el otro. Luego comenzarán a reducirlo progresivamente.

El pacto modifica el Protocolo de Montreal, firmado en 1987 para preservar la capa de ozono y podría evitar un calentamiento de 0,5 grados durante este siglo. «No es frecuente tener la oportunidad de lograr una reducción de 0,5 grados mediante la adopción de un solo acuerdo global», reconoció el secretario de Estado de Estados Unidos.

La ONU confirmó la semana pasada que el Acuerdo de París sobre el cambio climático entrará en vigor el próximo 4 de noviembre, al haber sido ratificado ya por el número de países necesario.

El hito se logró después de que la Unión Europea (UE) acordara ratificar el acuerdo y se depositaran en la sede de la ONU los instrumentos legales de esa decisión.

Para que el Acuerdo de París entrara en vigor se necesitaba que al menos 55 países que sumaran en total el 55 % de las emisiones contaminantes globales completaran el proceso de ratificación.

China y Estados Unidos, los dos países más contaminantes del mundo, suman cerca del 40 % de las emisiones globales y anunciaron de manera conjunta la ratificación del acuerdo a comienzos del pasado septiembre.

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio