Incumple bar Zona Bora en la Feria Nacional

17/07/2008
Según lo reportan, se detectó que tienen un cover de cincuenta pesos, que no está anunciado en algún cartel visible para los consumidores. Así como también, existen prácticas de discriminación ya que se seleccionan a los consumidores que desean entrar al lugar, además que se condiciona en el interior para poder sentarse en los lugares que cuentan con mesa.

Puntualizó, Gómez Ramírez que no pueden seleccionar a la gente porque a eso se le llama discriminación, tampoco debiera ser una condicionante el uso de una mesa sólo porque no se compra una botella, los precios deben estar a la vista de los consumidores, no pueden obligar al consumo mínimo.

El delegado de la PROFECO aseguró que se tendrán diez días para abundar en las pruebas que se presenten y dos días más para alegatos.

Solamente se reconoce por parte de la Ley, que se puede negar el paso a una persona con el argumento si ésta viene en un estado de ebriedad avanzado o alterado, o alguien que represente algún riesgo para el lugar

Óscar Gómez aclaró que, como algunos vienen de fuera, a quien se levante una sanción, de acuerdo al padrón que van a tener, obtendrán los datos de cada comerciante foráneo para que se les notifiqué lo que quede pendiente directo a su domicilio, por lo que agregó que estarán pendientes y tendrán comunicados de exhorto o harán uso de cualquier otro medio.

Jóvenes en alerta

Un grupo de seis jóvenes, particularmente del Instituto Tecnológico de Durango (ITD), acudieron el pasado fin de semana al antro-bar Zona Bora, destacando molestias al lograr entrar ya que esperaron alrededor de una hora para poder acceder al lugar y entretenerse un rato.

Una de las jóvenes, estudiante de Ingeniería Industrial, Edith Cháidez Guzmán, aclaró que si hay un listado de precios a la entrada pero no hay un cartel como tal, visible para todos los que ingresan al centro nocturno ubicado en las instalaciones de esta feria.

Además, comentó que no le quedaron ganas de volver al mencionado bar porque se saturó demasiado por lo que no se podía caminar, declaró que en esa noche se anunció por el micrófono que estaban más de cinco mil personas enclaustradas en el antro.

“Si cometen actos de discriminación y hacen esperar mucho tiempo para lograr entrar al antro, esperamos alrededor de una hora y primero, entramos mi hermana, su amigo y yo, dejando a otros tres amigos afuera porque a ellos los dejaron más tiempo sin poder entrar”, finalizó la joven estudiante.

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio