Jackman, marcado por Wolverine

25/07/2013

El actor Hugh Jackman confesó que en su carrera hay un antes y un después gracias al personaje del mutante de ‘X-Men’

La vida del actor australiano Hugh Jackman cambió radicalmente hace 13 años cuando le dio vida por vez primera al mutante Wolverine en la primera entrega de los X-Men. A partir de ese momento, el actor, de 44 años, se convirtió en el primero en interpretar más veces a un superhéroe (siete en total, si se toma en cuenta la cinta X-Men: Days of Future Past que actualmente se rueda en Canadá).

Con una franca sonrisa, el actor que obtuvo hace unos meses una nominación al Oscar por su trabajo en Los miserables, no tuvo reparo al decir que en su carrera habrá un antes y un después gracias al personaje de lobezno que vuelve a encarnar en la cinta Wolverine Inmortal, que se estrena en México este fin de semana.

“Sin duda alguna no hubiera tenido una carrera como ésta si en mi vida no estuviera el personaje de Wolverine. La primera película que realicé en Estados Unidos fue la de los X-Men y ahí fue donde inicié este viaje. Ahí empecé y gracias a esa decisión profesional se me han dado infinidad de oportunidades para hacer otros proyectos. Wolverine me abrió las puertas, me dio cierto perfil y me ha ayudado a crecer como actor. He crecido con él, me ha ayudado a tener mejor interpretación y también puedo decir que he envejecido con él”, precisó el australiano en entrevista con Excélsior.

No se siente encasillado

Luego de entonar estas palabras, es imposible no pensar en si ese personaje, creado por el sello Marvel, no lo ha encasillado como actor al grado de que su nombre se relaciona inmediatamente con ese mutante que apareció por vez primera en octubre de 1974 en el número 180 del cómic de The Incredible Hulk.

“En estos últimos años mi carrera ha estado ligada a este personaje; sin embargo, en medio han habido otros proyectos. He trabajado con grandes directores como Darren Aronofsky (La fuente de la vida, 2006), Woody Allen (Amor y muerte, 2006), Christopher Nolan (El gran truco, 2006) y Baz Luhrmann (Australia, 2008), entre otros. Siento que este personaje no me ha encasillado en absoluto y tampoco me ha limitado a la hora de hacer otras cosas.

“Si hubiera sentido eso, seguramente ya me hubiera regresado a Australia, pues creo que lo peor que le puede pasar a un actor es que lo encasillen. Afortunadamente no ha sido mi caso y justo ahora pienso en aquello que me dijo hace años el director teatral Trevor Nunn: ‘Todos los actores al final de su carrera miran hacia atrás y encuentran cuatro o cinco personajes que marcaron su vida y tienes suerte si ése es tu caso’, así que uno de ellos para mí es y será Wolverine”, precisó Jackman.

Físico envidiable

Durante los 15 minutos que duró la charla con Hugh Jackman, fue inevitable no percibir las marcadas venas de sus brazos y su cuello, visibles gracias a la camisa blanca que el actor eligió para la ocasión.

Aún con la barba de Wolverine y con el peinado en picos que ha caracterizado a su personaje, Hugh puede presumir un físico envidiable que viene acompañado de unas cuantas arrugas en el rostro que le imprime un aire de madurez y atractivo. Ese cuerpo que cualquier veinteañero envidiaría, se obtuvo gracias a los dos años de entrenamiento previo y una dieta rigurosa de seis mil calorías.

En octubre pasado, durante una conferencia cibernética que ofreció junto al director James Mangold, el actor bromeó con la dieta que llevaba para obtener un cuerpo venoso y de aspecto animal al decir: “Creo que comí todo el pollo que me correspondía en la vida”.

Llega a las pantallas de México

El actor, quien fungió como presentador de la entrega 81 de los premios Oscar en 2009, regresa a la cartelera de nuestro país con Wolverine Inmortal, cinta que bajo la dirección de James Mangold, nos lleva de la mano hacia ese viaje de introspección que realiza Logan, mejor conocido como Wolverine, al Japón actual, justo después de vivir una crisis existencial en la que no tiene idea si desea seguir siendo inmortal.

“Logan ya perdió todo lo que había en su vida: las mujeres que amó, los amigos que hizo y sus mentores. Está solo, torturado y se está escondiendo de la humanidad. Lo que más me interesó fue hacer algo que no se hubiera visto antes dentro del mundo de X-Men. “Siempre he sido un fan de lo japonés y su cultura, así que la posibilidad de ir a filmar allá y de romper todos los clichés fue algo que me motivó.”

Los fans de Wolverine querían algo más oscuro y eso es lo que verán aquí”, precisó el realizador neoyorquino James Mangold, creador de cintas como Inocencia interrumpida y Johnny & June-Pasión y locura.

A este sentir se unió Hugh Jackman, quien aseguró que en esta entrega cinematográfica se aprecia un tono más oscuro en el que su personaje se confronta y trata de redescubrirse como ente.

“Lo que más me gusta de él es esa línea delgada que le separa y que lo hace más familiar con la audiencia gracias a ese lado humano que le ha caracterizado. Él no puede volar, saltar o teletransportarse como los otros mutantes; sin embargo, creo que él es el más temido de todos y esto se debe a esa rabia que se detona en su ser.

“Eso lo hace imparable, es la última persona a la que quieres hacer enojar y definitivamente lo quieres de tu lado.

Es un personaje bastante humano, pero tiene un lado oscuro que le permite experimentar enojo, dolor, rabia, sufrimiento y perdición”, acotó Jackman.

En Wolverine inmortal, cinta que se estrena bajo el cobijo de 20th Century Fox, Hugh Jackman fungió como productor, hecho que, según sus palabras, le permitió tener cierta libertad para proponer y modificar algunos aspectos de la trama durante el rodaje tanto en Japón como en Australia. No obstante, el hombre que estudió la carrera de comunicación y que cuenta con una especialidad en periodismo, bromeó con la idea de ser productor y dijo que prefiere ser “medio productor.”

Viaje fílmico

La trama de este viaje fílmico se detona cuando Wolverine regresa a Japón, por instancias de un misterioso personaje, luego de haber vivido la devastación que ocasionó en aquel país la bomba atómica de 1945. Al llegar a tierras asiáticas, en medio de una crisis existencial, Logan se verá inmerso en una ola de enredos en donde los Yakuza (mafia japonesa) van tras su cabeza ayudados por la mutante Viper, quien provoca que Logan pierda cierta energía y su poder de autosanación.

Todo esto ocurre justo cuando Logan se ve en la necesidad de proteger a Mariko Yashida, la nieta de un importante jefe japonés.

El elenco de la cinta, que tuvo un presupuesto de cien millones de dólares –según lo reportado por la página especializada en cine IMDB– se complementó con la moscovita Svetlana Khodchenkova en el papel de Viper, Rila Fukushima, quien le da vida a la compinche de Wolverine, Yukio, así como la holandesa Famke Janssen, el objeto amoroso de Wolverine y la japonesa Tao Okamoto, el nuevo romance del mutante. A ellos se sumó Will Yun Lee, Nobuaki Kakuda, Hiroyuki Sanada, Garret Sato y James Fraser.

La cinta Wolverine Inmortal también se estrenará en formato 3D y es necesario que el público se quede al final de los créditos para apreciar una escena que detonará la trama de la siguiente entrega de los X-Men.

Excelsior

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio