La Casa Blanca se niega a dar poderes especiales en control de armas

9/02/2011

La Casa Blanca rechazó un pedido de la agencia federal que supervisa la ventas de armas de fuego para que le otorgase autoridad de emergencia para requerir que los vendedores de armas cerca de la frontera con México reporten ventas múltiples de fusiles automáticos al mismo cliente y que se supone acaban en manos de narcotraficantes mexicanos.
En lugar de ello, el requerimiento propuesto por la Oficina Federal de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF por sus siglas en inglés) pasará por el acostumbrado período de revisión de tres meses, durante el cual la ciudadanía podrá hacer comentarios.

La oficina busca requerir a los vendedores de armas en la zona fronteriza que reporten las ventas de dos o más fusiles automáticos a un mismo cliente dentro de un período de cinco días.

El programa piloto de un año, que busca ayudar al gobierno mexicano en su campaña contra violentas bandas del narcotráfico, enfrenta una dura oposición de parte de los defensores del derecho a tener armas de fuego.

Los requerimientos similares de reportar las ventas ya están en vigencia para las pistolas.

El portavoz de la ATF Scot Thomasson dijo el miércoles que el requerimiento estaría limitado a los cuatro estados fronterizos con México.

Excélsior

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio