La ONU admite que la ayuda aún no llega a todos en Haití

27/01/2010

El subsecretario general de la ONU para Asuntos Humanitarios, John Holmes, reconoció ayer que la ayuda todavía no ha llegado a todos los damnificados por el sismo de 7.0 grados.

Fuerzas de seguridad dispararon ayer gases lacrimógenos contra los haitianos que se amontonaban en un punto de entrega de alimentos, mientras las demoras en la ayuda para los sobrevivientes persistían a dos semanas del devastador terremoto.

Los cuerpos de paz brasileños de Naciones Unidas utilizaron gas pimienta para controlar a una multitud frenética de miles de haitianos que buscaba comida en un campamento improvisado instalado en el palacio. “No están violentos, sólo desesperados. Sólo quieren comer”, dijo el coronel brasileño Fernando Soares.

“El problema es que no hay suficiente comida para todos”, agregó.

El subsecretario general de la ONU para Asuntos Humanitarios, John Holmes, reconoció ayer que la ayuda todavía no ha llegado a todos los damnificados por el sismo de 7.0 grados que devastó a Haití. El diplomático británico señaló que se han distribuido unos 10 millones de raciones de comida y se ha hecho llegar agua potable a casi todos los afectados, aunque estos esfuerzos no han sido suficientes para afrontar la magnitud de las necesidades.

“En general hemos progresado, pero también estamos conscientes de que nos queda mucho camino por recorrer para llegar a toda la gente que necesita asistencia”. El organismo mundial calcula que hay unos 2 millones de haitianos necesitados de alimentos, pero sólo unos 500 mil han recibido raciones hasta la fecha.

Algunas de las entregas de alimentos en la capital se han vuelto caóticas.

El martes, en el destrozado palacio presidencial, tropas de la ONU con escopetas entregaron sacos de arroz con banderas estadounidenses en ellos. Camiones blindados formaron un cordón para controlar a la multitud y la gente era registrada mientras ingresaba al punto de chequeo. “Ayer nos dieron arroz, pero no fue suficiente. Era mucha gente”, dijo Wola Levolise, de 47 años, quien vive en el campamento con sus nueve hijos.

Estados Unidos ha desplegado más de 15 mil militares en Haití. Cerca de 4 mil 700 están repartidos en la isla y el resto se encuentra en barcos frente a la costa.

El Ejército estadounidense dijo que podría reducir su participación en Haití dentro de tres a seis meses, conforme otras organizaciones internacionales asuman mayores roles para proveer seguridad y asistencia ante el desastre.

Sin embargo, las fuerzas estadounidenses planean ayudar a construir un hospital con 5 mil camas para entregar cuidados a largo plazo a las víctimas del terremoto.

Rescatan a otro sobreviviente

Soldados estadounidenses rescataron ayer a un hombre de entre los escombros de un edificio en la capital de Haití.

El hombre de 35 años, cubierto de polvo y en ropa interior, fue rescatado de las ruinas de un edificio en el centro de Puerto Príncipe y fue enviado a un hospital para recibir asistencia médica. Poco después se informó que el sujeto no quedó enterrado con el sismo, sino hace 12 días.

Saquean casa de mexicano

El jefe de la embajada de México en Haití, Alan Romero, denunció ayer que el departamento que ocupaba en el hotel Montana en Petion-Ville fue saqueado dos días después del terremoto. Explicó que al querer recuperar documentos personales, vio a dos jóvenes salir de ahí. “Todo se chingaron. Todo es todo”, dijo.

El Universal

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio