Líderes africanos firman un acuerdo de paz para el Congo

24/02/2013

El convenio, mediado por la ONU, contempla la llegada al país de una fuerza internacional neutral para estabilizar la situación y poner fin a dos décadas de enfrentamientos.

Líderes de 11 países africanos y representantes de cuatro organizaciones regionales e internacionales firmaron hoy un acuerdo para lograr la paz en el este de la República Democrática del Congo (RDC), una zona devastada por la violencia.

El acuerdo, denominado “Marco de Paz, Seguridad y Cooperación para la RDC y la Región” y mediado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), fue suscrito en la sede de la Unión Africana (UA) en Addis Abeba, la capital de Etiopía, según el sitio All Africa.

El convenio contempla la llegada al país de una fuerza internacional neutral para estabilizar la situación y poner fin a dos décadas de enfrentamientos, que se recrudecieron en mayo pasado, cuando el grupo rebelde M23 se alzó en armas contra el gobierno de la RDC.

Los 11 países firmantes -Angola, Burundi, República Centroafricana, la República del Congo, la RDC, Sudán del Sur, Sudáfrica, Tanzania, Ruanda, Uganda y Zambia- se comprometieron a no inmiscuirse en los conflictos de naciones vecinas y a dejar de apoyar a grupos rebeldes.

Además de los jefes de Estado y representantes de esos países, la ONU, la UA, la Conferencia Internacional de la Región de los Grandes Lagos (ICGLR) y la Comunidad para el Desarrollo de África Meridional (SADC) estuvieron presentes en la firma.

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, también presente, recibió con beneplácito el acuerdo, pero advirtió que solo es el principio de una iniciativa global que necesitará el compromiso firme de los países de la región para pacificar esta zona.

Bajo este convenio, la ONU se comprometió a desplegar una brigada de intervención denominada Fuerza Neutral Internacional (NIF, sus siglas en inglés), integrada por soldados de países de la región.

La brigada estará bajo el mandato de la Misión de las Naciones Unidas en la RDC (MONUSCO) y complementarán así a sus efectivos, que han sido criticados en numerosas ocasiones por su falta de acción armada ante los constantes conflictos de la zona.

“Esta será una brigada que impondrá la paz. Dependiendo de la situación sobre el terreno, la brigada recibirá órdenes específicas”, explicó Ban en una rueda de prensa tras la firma del pacto.

Los 19 mil soldados que forman la MONUSCO han estado presentes en la RDC en los últimos 12 años, pero se han mostrado poco efectivos en la prevención del conflicto en el oriente de la RDC, incluso han sido descritos como “turistas militares” por el gobierno de Uganda.

Con cerca de unos 4 mil soldados, la NIF será desplegada en el este de la RDC para luchar contra los rebeldes del Movimiento M23, las Fuerzas Nacionales de Liberación (FNL) y las Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda.

Estos grupos rebeldes, solo algunos de los cientos que actúan en la RDC, llevan a cabo sus acciones también en Burundi, Ruanda y Uganda, y por lo tanto amenazan la estabilidad de la región de los Grandes Lagos.

El último de los grupos rebeldes en desestabilizar la RDC y la región de los Grandes Lagos fue el M23, que en noviembre pasado se hizo con el control de la importante ciudad de Goma y amenazó con avanzar hasta Kinshasa.

Finalmente, retiró sus tropas al recibir un compromiso por parte del gobierno congoleño de negociar sus peticiones, algo que actualmente tiene lugar en conversaciones que aún se celebran en Kampala.

Excélsior

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio