Los «papabile»

15/02/2013

Tomas Bermúdez Izaguirre
A pesar de que soy católico, no puedo negar que en el paganismo hubo gran acierto en la elección de los dioses. Febrero es el segundo mes del año en el calendario gregoriano. Tiene 28 días los años normales y 29 los años bisiestos. En muy raras ocasiones ha habido un 30 de febrero, Fue llamado así en honor a las Februa en las Lupercales, el festival de la purificación en la Antigua Roma: Los sabinos celebraban una fiesta anual de purificación que llamaban februa (de februum, una especie de correa), en una fecha que hoy se identifica como el 15 de febrero. Tras la fundación de Roma y el posterior surgimiento del Imperio Romano, la urbe dominante tomó prestado el nombre de las fiestas ‘februas’ para designar el mes en que éstas tenían lugar, que por entonces era el último del año. En este actual messe ha producido un terremoto en la Curia Romana. Se están gestando cambios en la Iglesia en este 2013, El más interesantees el final del pontificado del papa Ratzinger y la elección derivada de un nuevo Papa.El pasado lunes, Benedicto XVI anunció de manera sorpresiva su dimisión en el marco del Consistorio para la canonización de nuevos santos. A través de un breve mensaje, el Papa, asumiéndose como un ser humano en toda su dimensión y reconociendo las presiones únicas del liderazgo espiritual expresó: “he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino”.Con gran valentía y humildad, pero sobre todo, con un alto sentido de responsabilidad y un gran amor por la Iglesia, Benedicto XVI reconoció que “para gobernar la barca de san Pedro y anunciar el evangelio, es necesario también el vigor tanto el cuerpo como del espíritu”; y justamente la falta de vigor fue lo que impulsó al Papa a reconocer su “incapacidad para ejercer bien el ministerio encomendado”. ¿Fue su sentido de la responsabilidad lo que lo impulsó a tomar esta decisión a efecto recuperar los espacios perdidos por la Iglesia en diversos ámbitos?…Por lo que, los 117 cardenales que se reunirán en el cónclave a celebrarse en marzo próximo, tendrán ante sí el reto y la responsabilidad de elegir a un sucesor con la fortaleza física y espiritual necesaria para continuar con el proyecto, principalmente evangelizador, emprendido por Benedicto XVI. No obstante, pese a que se han mencionado diversos nombres para ocupar el trono de San Pedro, debemos recordar que la única ocasión en que se eligió al Cardenal que todos pensaban fue en 2005. Más allá de quien resulte elegido, el nuevo Papa deberá afrontar los retos de la modernidad, Teología de la liberación, la Iglesia post-conciliar y del nuevo orden mundial en favor de millones de fieles alrededor del mundo.Después de exponer sus suposiciones los “vaticanólogos” están especulando sobre quién sería el más probable candidato para la Cátedra de Pedro. Enumera ocho cardenales que parecen adecuados para el cargo, y que hablan italiano con fluidez. Entre ellos los cinco mejores candidatos colocados in decrescendo son los siguientes: AngeloScola, italiano, 70 años de edad, ligado al movimiento Comunión y Liberación. Al igual que Benedicto XVI es un partidario de la teología de Hans Urs von Balthasar y Henri de Lubac. Scola fue patriarca de Venecia, y hoy es el arzobispo de Milán. OdiloScherer, brasileño, de 62 años. Este descendiente de inmigrantes alemanes es la cabeza de la Archidiócesis de São Paulo, que pasa por ser la diócesis más grande del país católico más grande del mundo. Scherer es un hombre de compromiso que puede atraer tanto a europeos como a latinoamericanos. Peter Turkson, un africano de Ghana, de 63 años. Su madre se convirtió del metodismo. Él es el presidente del Consejo Pontificio para la Justicia y la Paz y tiene puntos de vista progresistas sobre la moral, es decir, tiene una posición progresista en el uso de preservativos para evitar el SIDA. Oscar Maradiaga, de Honduras, 70 años de edad. El arzobispo de Tegucigalpa es conocido por su doctrina social en favor de los pobres y contra los ricos. Es presidente de Caritas Internacional. ChristophSchönborn, 67 años, arzobispo de Viena es el más sólido candidato europeo fuera de Italia. En la teología es un seguidor de Joseph Ratzinger, von Balthasar y De Lubac. Parece improbable, sin embargo, que los cardenales elijan a dos prelados de habla alemana consecutivos para ejercer el papado.¿Volverán los italianos? Omniafert aetas, animumquoque.El tiempo se lo lleva todo, hasta la memoria.

Correo electrónico:tomymx@me.com

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio