Opinión: 2017, destino de un pueblo

10/02/2017

¡Misterio impenetrable esconde la causa de la constante derrota del Bien! México, pueblo obsercado, de tu entraña torturada sale de cuando en cuando quien podría salvarte y no lo respaldas, o lo dejas perecer! O lo dejas perderse por desuso; ¡lo desamparas así lo que cerca y lo destruye la iniquidad! Y así se consuma la profecía de la Raza de Bronce, de cual quiere emerger para descollar en este del milenio, y sin embargo como en hechos contemporáneos queda sumergido en lo recóndito del infinito, tal vez como esperanza o como una represión, quizá genéticamente determinada.

Creer en la Revolución, No, ya que toda Revolución es una pústula que estalla en un cuerpo enfermo. Un Pueblo sano no ha menester de revoluciones para consumar su desarrollo. Un Pueblo enfermo puede hallar en la revolución alivio, como cuando la inflamación reviente los tejidos, los purifica momentáneamente. Vale más que estalle la pústula y no que el pus envenene todo el sistema orgánico.

México, el de la suave Patria, Tierra de grandes, donde están tus generaciones sacrificadas, ¿que acaso el sacrificio de ellos fue vano? ¿O es el llanto de un dolor callado? Y sin embargo México Creo en ti. Palabras proféticas, que han pasado la prueba del tiempo, y ahora en este principio de milenio, en que la equidistante política, después de más de 500 años, abre las posibilidades reales a un desarrollo, para que prospere y que resurja el País de la Águila y la Serpiente.

Que no sea producto de la retórica perdida, ni de la izquierda y/o derecha recalcitrante, menos aun de grupúsculos de vende-patrias, parias y renegados que no unen, sino que desunen, ahora que NESECITAMOS LA UNIDAD NACIONAL ante el enemigo extranjero plenamente identificado. El ciudadano, es él más interesante, y sin embargo-hay millones- que nacieron en los años de la década de los 80, ciudadanos en pleno goce de derechos, ellos son los verdaderos conductores del desarrollo y defensa del país, pero ellos son los que dirigirán, cuando es una generación que no conoció el desarrollo estabilizador, ni Avandaro, ni los hechos del 68, cuando caía el muro de Berlín eran unos escolapios, el concepto de “libertadores”, ahora sufre la metamorfosis y son “dictadores” y es más se repite la historia y los déspotas más sanguinarios y depredadores de la humanidad, llegan desgraciadamente por la vía ¡democrática!

Es decir la Geopolítica universal es dinámica, al igual que reversible, así que el punto principal de esta amenaza de la patria, los jóvenes, los nuestros, ya como los describía Platón, cuando hablaba de las amenazas, lo centraba el guerrero Joven, épico e idealista, y los seguía describiendo erguidos de figura de Varón joven, ágil y resuelto, gesto de audacia; labios elocuentes, capaces de formular arengas que inciten al bien ojos llameantes y frente gloriosa, esa es la descripción magistral que veo en la sangre joven de nuestro País, en nuestros Jóvenes Mexicanos.

Los cuales esperemos que acudan a la lucha de México y para México, ya que el enemigo, para todos nosotros está en el exterior, identificado por todos ese personaje Dantesco desde todos los puntos de vista, es como buscar lo que de Ángel puede haber en los Demonios y lo que de Diablo puede hallarse en quienes tienen trajes de Ángeles, buscar lo bueno en los malos es obra de caridad y buscar lo malo en los buenos es… tarea que da plenitud a la verdad. “Pallida mors aequo pulsat pede pauperum tabernas regumque turres” La pálida muerte golpea con el mismo pie las cabañas de los pobres y las mansiones de los ricos.

Tomas Bermúdez Izaguirre
Comentario: tomymx@me.com

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio