El partido de Putin recupera la mayoría absoluta del Parlamento

19/09/2016

La participación electoral, la más baja en la historia de la Rusia postsoviética, empaña el resultado.

Rusia Unida (RU), el partido de los seguidores de Vladímir Putin, venció en las elecciones a la Duma Estatal (cámara baja del parlamento ruso) y tendrá una mayoría constitucional (con 343 escaños del total de 450), según los datos provisionales que divulgó este lunes la jefa de la Comisión Electoral Central, Ella Pamfílova, basándose en más del 93% del escrutinio. La participación electoral fue del 47,81%, la más baja en la historia de la Rusia postsoviética, y fue más baja todavía en las grandes ciudades de Moscú y San Petersburgo. RU había perdido la mayoría constitucional en 2011, después de mantenerla desde 2003. En las Legislativas de 2011 participó un 60,21% del electorado ruso.

La Duma Estatal tiene 450 escaños, de los cuales 225 se reparten por el sistema proporcional de listas de partidos y 225 por circunscripción mayoritaria. En la nueva Duma estarán los cuatro partidos que componían el parlamento saliente. Además de RU, cuya lista obtuvo un 54,28% de los votos, permanecerán el Partido Comunista (PCR), el Partido Liberal Democrático del populista Vladímir Zhirinovski (PLDR) y Rusia Justa (RJ). El PCR y el PLDR que a lo largo del recuento compitieron por el segundo puesto, obtuvieron el 13,45 y el 13,24%, respectivamente, y RJ el 6,17%. Yábloko y Parnás, los partidos liberales de corte occidental, obtuvieron resultados que en conjunto sumaban en torno al 2%, es decir muy por debajo del listón del 5% necesario para obtener representación parlamentaria. A tenor de los datos provisionales, en la nueva Duma los comunistas tendrán 42 escaños (35 por lista de partido y 7 por circunscripción mayoritario) y el PLDR, 39 (34 más 5).

El domingo por la noche, el presidente Vladímir Putin junto con el jefe del Gobierno, Dmitri Medvédev, acudió a la sede del partido RU a celebrar la victoria, que ha resultado mayor de lo que pronosticaban los analistas. Medvédev, el cabeza de lista de RU, dio las gracias a Putin en tanto que fundador del partido y Putin, bromeando sobre la frecuencia con la que su imagen aparece en televisión, dijo: “yo me canso de mi mismo”.

El líder del PCR, Guennadi Ziugánov, acusó a las autoridades de falsificar los datos electorales con el fin de situar al partido de Zhirinovski en segundo lugar, por encima de los comunistas. Ziugánov dijo también que los electores habían sido desorientados por otros pequeños partidos, entre ellos uno de comunistas, que habría sido especialmente creado para quitarle votos.

En Moscú y San Petersburgo el porcentaje de votantes se redujo prácticamente a la mitad en relación a los anteriores comicios parlamentarios, celebrados en 2011. A las seis de la tarde, en Moscú había votado 28,62% del electorado y en San Petersburgo, el 25,70%. Los índices mayores de asistencia se daban en regiones donde también se elegían órganos y gobernadores locales. En el Cáucaso, el dirigente local Ramzán Kadírov, lideraba con más del 98 % de los votos (cuando se habían contabilizado el 25%), desafiando así la afirmación de la jefa de la Comisión Electoral Central, quien había dicho que los porcentajes del 90% “no están de moda”. En su conferencia de prensa este lunes, Pamfílova ha recomendado a los partidos insatisfechos (que denuncian pucherazos en distintos lugares) que “contengan sus emociones” y las traduzcan en quejas basadas en hechos documentados. Reconociendo que había habido escaso número de observadores, Pamfílova prometió estudiar todas las quejas basadas en argumentos y hechos y afirmó también que se ha incoado una causa penal por falsificación en un colegio de la provincia de Rostov del Don y que las autoridades de Daguestán y Rostov habían invalidado las elecciones en otros colegios.

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio