Sale Videgaray; entra Meade. Relevo en Hacienda tras visita de Trump

8/09/2016

Luis Miranda fue designado como nuevo secretario de Desarrollo Social. También renunciaron Aportela a la Subsecretaría de Hacienda y Núñez al SAT.

A una semana de la visita de Donald Trump a México, Luis Videgaray Caso renunció a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En Los Pinos, el presidente Enrique Peña Nieto anunció que Videgaray fue relevado por José Antonio Meade Kuribreña, hasta ayer secretario de Desarrollo Social (Sedesol). En esta última dependencia fue designado Luis Miranda Nava, quien fungía como subsecretario de Gobierno de la Secretaría de Gobernación (Segob).

La agencia de noticias AP y el diario estadunidense The New York Times, entre otros medios internacionales, destacaron el papel que tuvo Videgaray en la invitación del candidato republicano a la Casa Blanca. Incluso, el propio Trump lo confirmó ayer en un discurso de campaña.

Tras la salida de Videgaray, a un día de la presentación del Paquete Económico 2017 al Congreso de la Unión, Fernando Aportela dimitió a la Subsecretaría de Hacienda y Aristóteles Núñez al Servicio de Administración Tributaria.

“Asumo la decisión” del relevo: Peña

Afirma que está consciente del porqué y para qué ha hecho ajustes en su gabinete; nombra a Miranda Nava como titular de Desarrollo Social.

Horas después de anunciado un nuevo ajuste en su gabinete, el presidente Enrique Peña Nieto aseguró que las decisiones que ha tomado en su administración las asume de manera plena y todas ellas tienen como objetivo central lograr el beneficio de los mexicanos.

“Soy el primero en asumir plenamente mi responsabilidad, soy quien asume las decisiones plenamente, consciente del porqué y para qué las he tomado y seguiré actuando de esa manera, sólo pensando en algo, en México y en todos los mexicanos, me seguiré conduciendo con gran firmeza y con enorme compromiso para lo que para mí significa un gran privilegio de vida: ser Presidente de los mexicanos”, señaló durante una gira por esta entidad.

“Las decisiones en el orden político a veces también están sujetas a enorme polémica, pero me sostengo en lo que siempre he dicho: sólo las he tomado pensando en México y en el futuro que tendrá y quizá hoy no se terminen de entender pero estoy seguro que llegará el momento en que se comprenda el porqué de cada decisión tomada”, agregó.

Por la mañana, en Los Pinos, al dar posesión de su cargo a José Antonio Meade Kuribreña como nuevo secretario de Hacienda, y a Luis Enrique Miranda Nava, a cargo de la Secretaría de Desarrollo Social, el Presidente giró instrucciones para que se mantengan las finanzas sanas y se combata a la pobreza.

Informó que el ahora extitular de la SHCP, Luis Videgaray Caso, había presentado su renuncia, por la mañana, y que se la había aceptado.

Peña le reconoció y agradeció por su trabajo, particularmente para sacar adelante las reformas hacendarias.

“Se logró una Reforma Hacendaria, que ha fortalecido las finanzas públicas, a partir de un incremento sin precedentes en los ingresos tributarios y, con ello, una menor dependencia del ingreso petrolero; que ha ampliado el número de contribuyentes, y que ha promovido la formalización de la economía.

“También, tengo que reconocer, en el doctor Videgaray, a alguien que ha sido clave en haber logrado la Reforma Financiera, que ha permitido incrementar el crédito en la economía, con tasas más bajas y mayores facilidades”, resaltó Peña Nieto.

Posteriormente, el Presidente dio a conocer el nombramiento de Meade Kuribreña, quien regresa a Hacienda, cargo que ocupó durante la segunda mitad de la administración de Felipe Calderón Hinojosa.

La primera tarea que se le asignó a Meade es presentar, al Congreso de la Unión, la Iniciativa de Ley de Ingresos y el Proyecto de Presupuesto de Egresos para 2017.

“Deberá contribuir a la consolidación de las finanzas públicas, logrando por primera vez en muchos años un superávit primario.

“Esto significa que los ingresos de la Federación deberán ser mayores que sus egresos, antes de cubrir el costo financiero de la deuda pública y los pasivos garantizados por el gobierno federal”, indicó el presidente Peña Nieto a Meade.

“Le tocará al gobierno de la República apretarse el cinturón, no a las familias, ni a las empresas de México. En este sentido, refrendo mi firme compromiso de que no habrá nuevos impuestos, ni aumentos a los existentes”, señaló Peña Nieto.

Anoche, el secretario de Gobernación dio posesión de su cargo al nuevo titular de Sedesol, Luis Enrique Miranda.

Ahí dijo que en el combate a la pobreza no hay esfuerzos aislados, están participando todas las dependencias del gobierno federal.

“No es un reto fácil, pero lo sabe, lleva el acompañamiento por instrucción del Presidente de todas las secretarías. Sabe que aquí no hay esfuerzos aislados”, indicó.

Osorio Chong también dio posesión de su cargo al nuevo secretario de Hacienda, José Antonio Meade.

UNA LARGA TRAYECTORIA EN EL GOBIERNO DEL EDOMEX
El nuevo secretario de Desarrollo Social, Luis Enrique Miranda Nava, es un priista formado en los gobiernos mexiquenses de Arturo Montiel Rojas y del ahora presidente Peña Nieto.

Nació hace 50 años en Jocotitlán, Estado de México, y su padre fue el magistrado y expresidente del Tribunal Superior de Justicia de esta entidad, Luis Miranda Cardoso.

Realizó los estudios de licenciatura en Derecho en la Universidad Isidro Fabela y, con la ayuda de su padre, se incorporó al gobierno de Montiel Rojas, en 1999, con el cargo de director Jurídico, pero logró ascender a los puestos de subsecretario de Asuntos Jurídicos y concluyó esa administración como secretario de Administración y Finanzas.

Entre 2000 y 2003, Miranda Nava fue el encargado de presentar las denuncias y enfrentar legalmente a los comuneros de San Salvador Atenco, quienes se oponían al nuevo aeropuerto para la Ciudad de México.

En 2006 fue el candidato del PRI a la presidencia municipal de Toluca, sin embargo las urnas favorecieron al aspirante del PAN, Juan Rodolfo Sánchez Gómez.

Tras su derrota, el entonces gobernador Peña Nieto lo nombró subsecretario de Gobierno de su administración, bajo el mando de Humberto Benítez Treviño, quien renuncia en 2009.

De esta forma, Miranda llegó al cargo de secretario de Gobierno en su entidad, hasta el término de la administración de Peña Nieto.

Luego del triunfo electoral de Peña Nieto en 2012, nombró a su paisano como vicecoordinador político del equipo de transición.

El ya presidente Enrique Peña Nieto lo designó como subsecretario de Gobierno de la Secretaría de Gobernación, bajo la dirección del hidalguense Miguel Ángel Osorio Chong.

DIARIOS EXTRANJEROS VEN RENUNCIA A CAUSA DE LA VISITA DE TRUMP
La salida de personas que arreglaron el viaje es una prueba del éxito de la visita, dice el candidato.

En medio del escándalo por afirmaciones de que facilitó la visita a México del candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, presentó su renuncia.

El presidente Enrique Peña Nieto le aceptó públicamente la dimisión.

Anoche, durante un foro sobre seguridad nacional, transmitido por la cadena ABC News, Trump señaló que la renuncia de “las personas que arreglaron el viaje a México” es una prueba del éxito de su visita a México y de sus credenciales en materia de política exterior.

En el foro se cuestionó al republicano si, siendo presidente, con sus usuales y polémicos comentarios podría desestabilizar una región o país y generar un conflicto.

Trump contestó: “Miren lo que pasó en México. Fui allí y establecí grandes relaciones. Les dejé saber la postura de Estados Unidos. Y miren las secuelas que hubo hoy, en las que las personas que arreglaron el viaje a México han sido forzadas a salir del gobierno. Así de bien nos fue, y así de bien lo vamos a tener que hacer”.

El diario estadunidense The Washington Post, citando fuentes familiares al debate, aseguró la semana pasada que Videgaray fue un fuerte promotor del controvertido encuentro entre el presidente Enrique Peña Nieto y Donald Trump.

Siendo un economista doctorado del prestigioso Massachusetts Institute of Technology, Videgaray vio el encuentro como un riesgo político que valía la pena tomar en caso de que Trump fuera electo, aseguró el diario. Fue el contacto con la campaña del magnate.

Sin embargo, el Presidente aseguró que la decisión de invitar a Trump fue por sí mismo, sin recomendación de nadie.

Dijo que su intención había sido propiciar un diálogo con el magnate, pero terminó enfrentándose vía Twitter con él después de la reunión cuando reiteró que México no pagará por el muro, como quiere Trump, y éste recalcando que sí pagará.

El encuentro, el pasado 31 de agosto, le trajo al Presidente una lluvia de indignación por parte de políticos, analistas y mexicanos en general, que criticaron que un político estadunidense, quien ha calificado a los inmigrantes mexicanos de “violadores”, recibiera tan prestigiosa invitación.

Sobre el relevo en el gabinete, “no se ofreció ninguna razón para justificar la salida de Videgaray”, dijo The Washington Post.

El diario resaltó que el relevo “se produjo una semana después de que Trump apareció al lado del presidente Enrique Peña Nieto”.

En tanto, The Washington Post y Los Angeles Times reportaron que Videgaray se esforzó en convencer a Peña Nieto de invitar a Trump, y que se le consideraba uno de sus más cercanos asesores.
El pasado 31 de agosto, Videgaray, dijo que el presidente Enrique Peña Nieto actuó como hombre de Estado al recibir a Donald Trump.

Añadió que es una obligación del Presidente entrar en diálogo con los candidatos que se pueden convertir en presidentes
de Estados Unidos.

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio