Tiger Woods vive día de contrastes

14/04/2013

Tiger Woods tuvo dos momentos que llamaron la atención por encima de todo lo demás en la tercera ronda del Masters: el primero quedarse en el torneo, y el segundo mantenerse con posibilidades de acechar a los líderes.

En un día lleno de drama, que vio cómo el estadunidense Brandt Snedeker y el argentino Ángel Cabrera se colocaron en la cima con 209 golpes, siete bajo par, Woods quedó a cuatro tiros, a pesar de haber recibido un castigo de dos golpes.

Luego de un día en el que la gente acudió en multitud para ver el recorrido de Woods,
el uno del mundo se despertó con la novedad de que su estatus en el torneo estaba en duda debido a una posible descalificación, pero que al final terminó en los dos tiros de castigo.

Ayer por la mañana, la televisión repetía la imagen de la pelota que Woods hizo droop en el hoyo 15 durante la segunda ronda, el viernes.

Luego de un disparo que se fue al agua, Woods decidió hacer eldroop desde el lugar del golpe de origen. Pero después dijo a los reporteros que lo hizo dos yardas por delante de donde originalmente salió su golpe.

Esas entrevistas llegaron al comité del Masters y su director, Fred Ridley, quien revisó el video y consideró que estaba dentro de las reglas, es por eso que no le dijo nada a Woods cuando firmó su tarjeta el viernes.

“No estaba pensando las cosas”, dijo Woods. “Estaba atorado en lo que me había pasado y estaba tratando de imaginar qué pasaría si conseguía unas yardas de ganancia, lo hice y, evidentemente,  no tiré la pelota en el lugar adecuado.”

El chino de 14 años, Tianlang Guan, es el lugar 59 con 225 golpes, nueve por arriba del par.

EXCÉLSIOR

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio