Uriel Adriano: Un ciclo de posibilidades

8/08/2013

El taekwondoín y campeón del mundo, dio una entrevista exclusiva para La Afición en donde revela sus intenciones de poner a los pesos pesados como protagonistas en México.

El campeón del mundo de taekwondo de la categoría de menos de 74 kilogramos, Uriel Adriano, visitó las instalaciones de La Afición y dio a conocer sus planes después de haber logrado la medalla que tanto había buscado desde la justa mundialista del 2009 en Dinamarca.

En ese entonces, Adriano se tuvo que conformar con el quinto lugar y después regresó a la edición del 2011 en Corea del Sur, donde quedó octavo, pero en los Juegos Panamericanos pudo rescatar el año tras colgarse la medalla de bronce.Así, Adriano terminó un ciclo olímpico ya que la Federación Mexicana de Taekwondo solo tomó en cuenta categorías ligeras para los Olímpicos de Londres y dejó de nueva cuenta a un lado los pesados

En este 2013, Uriel inició un nuevo ciclo colgándose la de oro en un Mundial, para así demostrar que los pesos pesados también pueden ser protagonistas de nueva cuenta y ese es el objetivo que tiene el
monarca, quien busca mantenerse vigente para llegar a Río de Janeiro 2016.

-¿Cómo te sientes después de tres semanas de haber conseguido la medalla mundial?

“Empiezo con el pie derecho el ciclo olímpico, ya es nuevo y es el primer Mundial que hay después de Juegos Olímpicos y fue uno de los más fuertes, a pesar de estar en casa. La verdad me siento orgulloso de haber podido lograr esto que fue mi meta personal, ya que me sentía seguro y tenía experiencia, no era el mismo novato que en los dos eventos anteriores y llegué a lo mejor, que fue ser campeón del mundo. Ahora guardo mi medalla y hay que seguir trabajando porque hay eventos y tres años para llegar a Olímpicos”.

-¿Ya asimilaste que eres campeón del mundo?

“No me ha dado tiempo de festejar, porque he estado con los medios de comunicación, tratando de estar con la familia. La semana que nos dieron de vacaciones fue poco y los festejos vienen después, ya que acabas el ciclo completo y te dan unas vacaciones que son máximo de dos semanas y media, pero yo más que un festejo lo veo como un sueño hecho realidad y que a mis papás les di esa alegría. No tomo esta medalla como algo de fama, sino como una responsabilidad
más grande con México y con mi deporte, ahora simplemente a echarle ganas, si entrenaba lo doble, ahora será lo triple.

-Después de esa medalla finalmente vienen los apoyos, del fideicomiso CIMA, ¿sientes que es justo que lleguen después de que ya eres alguien en el deporte?

Pienso que no es dar tanto el apoyo ya que ganas algo, pues al hacer eso obviamente te tienen que dar un apoyo o una beca, pero mínimo deben de respaldar a los que van sobresaliendo poco a poco sea de Conade o de CIMA y pienso que un deporte tan exigente como el de nosotros (taekwondo), que hasta en México podemos perder, desde ahí deberían ver el tipo de competitividad que hay en el país y ser campeón nacional ya tiene sus méritos”

-Ahora para buscar un pase a Juegos Olímpicos, ¿te conviene bajar a 68 kilos o subir a 80?

“Menos de 80 kilos es mi peso natural, siempre he peleado en menos de 74 kilos, aunque al estar en 78 me siento bien. En Panamericanos pelee en menos de 80 kilos, gané el tercer lugar y no hay una gran diferencia, siempre he peleado con personas que son de mayor peso que yo, un poco más altas y el cambio no es mucho. No creo que el taekwondoín mexicano no tenga las cualidades, yo no estoy en una estatura muy alta ni muy baja, en 74 kilos soy de los más altos y en 80 los rivales son más altos, pero no son tan grandes, son como cinco o seis centímetros más altos, pero el taekwondoín mexicano tiene las mismas posibilidades de triunfar”.

-¿Ahora sientes que tienes más posibilidades de estar en Olímpicos ya que ahora van cuatro hombres por país y además ya clasificarán por medio del ránking mundial?

“Es una buena noticia para los atletas que siempre estuvimos buscando un lugar y que por cuestiones de que la federación escogía los pesos más bajos y como era difícil darlos no íbamos, ahora nos ayuda esto a las categorías semipesadas y simplemente con los resultados es donde la gente ve quién sí le echa ganas y quién sí quiere llegar a esos Olímpicos y ganarlos. De hecho, se me pone la piel chinita porque desde que entré al Comité Olímpico Mexicano en 2008 una de mis metas era ser como Víctor Estrada y que esa categoría sea de nuevo de las más fuertes a nivel mundial y a nivel nacional”.

-Sabemos que también compites en la Liga Mexicana de Taekwondo, ¿qué tan difícil es combinar lo profesional con tus deberes en la selección nacional?

No es muy difícil combinar esos dos aspectos porque no hay muchas peleas y siempre se acoplan. Además si veo, como ocurrió ahora que la final fue dos semanas antes del Mundial, no peleo porque puedo lastimarme y no ir a la siguiente competencia. Pero me gusta ese tipo de combate y represento al equipo Centauros de Pachuca y es el mejor ahorita, me encanta ese estilo de peleas y no me perjudica mucho ahorita en el ámbito amateur. Lo padre es que ya pertenezco a un club y siempre que puedo lo hacemos y es otro evento importante para nosotros, además el apoyo económico es muy importante, pero no descuido lo amateur”.

 

 

 

Milenio

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio